Por Marcelo Peralta Martínez
paranormales@cronica.com.ar

Quienes se interesan habitualmente por los temas que el suple Fenómenos Paranormales suele contar semanalmente, puede que tengan cierto acostumbramiento a informarse sobre temas inexplicables, hechos enigmáticos, misterios insolubles, informes sobre seres de otros mundos y planetas inimaginados, muy lejos de nuestro terrenal mundo. Aun así, muchos otros, que solamente se sienten atraídos por algunos temas que les llaman la atención sobremanera, puede que, una vez internados en la lectura de este informe, se asombren de esas personas que, aunque no parecen diferentes del resto, suelen irradiar distintos tipos de energías, ya sea negativa como positiva, y que se hacen notar.

A veces para bien, cuando son “buena onda”, pero también con aquellos otros que parecen tener una mirada fuerte, que parecen ser dominantes, posesivos, y con los que, después de estar un rato junto a ellos, conversando o simplemente intercambiando miradas, no entendés por qué te suceden cosas realmente extrañas. Vamos a profundizar sobre ese fenómeno.

“Absorbentes” 

A todos nos ha sucedido que, alguna vez, después de hablar con una persona, no importa el sexo o su condición, te sentiste débil, con dolor de cabeza o sueño. Bueno, entonces lo primero que deberías saber es a quién se le llama vampiro energético o también bautizado como vampiro psíquico.

Este tipo de gente es un ser tóxico, sin energía limpia o pura, que necesita nutrirse constantemente de otra fuente energética, que adquiere de forma externa. ¿Cómo puede llegar a tener esa habilidad? Ya sea de manera consciente o inconsciente, dicha persona suele absorber toda tu positividad, para entonces generar un impacto negativo en vos y a partir del momento en que reaccionás emocionalmente, probablemente estos personajes ya te han vaciado energéticamente y, lo que es peor, te han minado espiritualmente. En ese contexto, los llamados vampiros energéticos tienen a las personas sensibles como sus blancos predilectos, ya que suelen caer en sus trampas más comunes.

Cómo identificarlos

 Hay gente con mal carácter, capaz de desquiciar a cualquiera. Sin embargo, esos malhumorados, por ese simple hecho, no suelen encuadrarse dentro de los parámetros de los vampiros energéticos. A este último tipo de personas es mucho más fácil reconocerlas de lo que se cree.

Por ejemplo, es ese tipo de gente que constantemente habla sobre sus “problemas”, busca contemplación y resguardo en los demás, mostrándose como una víctima de la sociedad que parece no tener remedio. Sin embargo, cuando esa persona indefensa reacciona para ayudarlos es cuando comienzan a “chupar” su energía pura y llena de bondad, “alimentándose”.

Asimismo, en caso de que la reacción no sea la esperada por ellos, entonces apelan a su plan B. Es decir, maltratan a quien en principio habían solicitado ayuda, haciendo falsas acusaciones, al punto que llegan a ponerse en víctimas para desgastarla. También estos seres oscuros están “escondidos” en aquellas personas, que en situación de poder o no, pretenden manipularte. Siempre llevando agua para su molino y nunca entregando más que malas ondas y vibraciones negativas.

Cómo protegerse

 Los especialistas advierten que no es fácil “esquivarlos”, pero sí es posible armar un escudo ante estos seres evidentemente tóxicos. Por ejemplo, enfrentándolos sin temor alguno. Decirles que sus comportamientos no te ponen incómodo ni te irritan o generan nervios. Eso los obliga a que tengan que poner en práctica otro tipo de estrategia para intentar sacarte tus fuerzas y romper con tu estabilidad emocional y tranquilidad, siempre en beneficio de ellos.

Otra forma de bloquear sus intenciones es que cuando te logres percatar de que ese ser maligno actúa pensando negativamente en tus mejores logros y momentos positivos, en la intención de bloquearte para “chupar” y terminar con tu vitalidad, aprendé a contar hasta diez. Debés aprender a controlar tus energías y recordar que el amor es un gran talismán para estos casos. Por lo tanto, abrí tu corazón para cerrarles la puerta a los vampiros tóxicos que buscan lo mejor de vos para nutrirse de tu energía en busca de su único bienestar.

Tratá de alejarte 

Es importante saber, como se indica anteriormente, que los vampiros energéticos pueden estar en cualquier parte, incluso ser un amigo, un jefe, un vecino o un familiar directo, que muchas veces ni ellos saben fehacientemente que lo son.

Por eso mismo, es importantísimo mantener el estado de alerta, tratar de escudriñar en ese tipo de personas rebuscadas y, fundamentalmente, no engancharte. Una vez que los tengas identificados, este será un gran paso clave para evitarlos en el día a día.

Quizá por eso mismo, lo primero que debemos hacer, en la medida de lo posible, es romper la dinámica de la relación. Es decir, en lugar de apañarlo o “protegerlo” como solíamos reaccionar, hacerles ver que ellos son artífices de su propio destino y decisiones, por lo que si cambian su actitud obtendrán notables mejorías en todos los aspectos de su vida y que no necesitan de otros para lograrlo. Esto te permitirá crear una barrera, que les será difícil de romper, por lo que seguramente te dejarán tranquilo, pero a vos en particular, porque saldrán a la búsqueda de una nueva víctima a la que “descargar". 

Ver más productos

La beata Laura Vicuña, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a la beata Laura Vicuña

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández trabaja en distintas cuestiones.

La lista de candidatos a la embajada del Vaticano que prepara Alberto

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos