Si bien la empresa opera desde marzo de este año, cuando de la mano de la compañía neerlandesa “SpaceX”, Starlink, propiedad de Elon Muskdecidió crear "Starlink Argentina S.R.L.", ahora anunció que comenzará a ofrecer internet satelital en el cuarto trimestre de 2022.

El proyecto del empresario tiene como objetivo principal conseguir que la conexión a Internet sea accesible desde cualquier lugar del mundo, algo que desea lograr mediante el uso de una de las redes de satélites más importantes del planeta.

El servicio de Internet súper rápido tendrá un precio de USD 99 mes, más los 499 dólares por el kit de instalación, que incluye un trípode, un router Wi-Fi y una terminal para conectarse a los satélites. El uso residencial de Starlink estará habilitado en las áreas urbanas y rurales de Argentina, según se lee en la web, dónde ya es posible reservar el servicio. 

La internet de Starlink se brinda por medio de una constelación de 1700 satélites de órbita baja, conocidos en inglés por sus siglas LEO (Low Earth Orbit, en castellano Baja Órbita Terrestre). Estos funcionan en combinación con los transceptores terrestres y están situados más cerca de la Tierra, lo que ayuda a reducir la latencia, que es el tiempo total que tarda un paquete de datos (información) en viajar de un nodo origen a otro nodo destino. Por otro lado, se apoyan en una tecnología de conectividad láser para ofrecer mayores velocidades.

 

La empresa de Musk había prometido inicialmente una velocidad de descarga de entre 50 y 150 Mbps; pero en algunos lugares, logró mejorar las expectativas de los usuarios con velocidades que superan los 160 Mbps, mientras que la velocidad promedio de la conexión en la Argentina: conforme al relevamiento de datos del ENACOM del tercer trimestre de 2021, es de 48,5 Megas, con un 49,1% de conexiones por arriba de los 30 MB.

¿Por qué Starlink, de Elon Musk, es tan rápido y eficiente?

La Internet satelital de Elon Musk funciona enviando información a través del vacío del espacio, donde viaja mucho más rápido que en el cable de fibra óptica y puede llegar a muchas más personas y lugares.

 

A diferencia de casi todos los servicios de Internet que provienen de satélites geoestacionarios únicos que orbitan el planeta a unos 35.000 km, Starlink es una constelación de múltiples satélites que orbitan el planeta muy cerca de la Tierra, a unos 550 km, y cubren todo el mundo. Es por esto que el tiempo de ida y vuelta de datos entre el usuario y el satélite es mucho menor.

Entre otras cosas, esta característica clave en el servicio le permite al usuario jugar videojuegos online que normalmente no tienen posibilidades con la banda ancha por satélite.

Ver comentarios