Los usuarios de WhatsApp suelen encontrar métodos para burlar las nuevas funciones a medida que se van incorporando a la aplicación. Hace unos meses la compañía de mensajería sumó las fotos temporales que se borran automáticamente luego de que otra persona las vea, pero una vez más, los usuarios hallaron la forma de esquivarlo. Ahora la empresa trabaja en un bloqueo de captura de pantalla para evitar que se puedan guardar las imágenes.

Cuando se anunció la nueva herramienta de fotos temporales tuvo un gran recibimiento de parte de la comunidad de usuarios. La garantía de privacidad en los datos compartidos siempre fue una de las prioridades para quienes utilizan la app de mensajería.

Previamente, se lanzaron los mensajes temporales que hoy miles de personas eligen a la hora de enviar contenido que no desean que el receptor pueda tener almacenado por tiempo indeterminado.

La más reciente actualización de esta funcionalidad permite enviar una foto o un vídeo, con la seguridad de que se borrará automáticamente en cuanto la otra persona lo vea. El mensaje se autodestruye, y permite compartir cosas que, tal vez, de otra manera no se compartirían.

En poco tiempo se hizo evidente que esta herramienta tenía un problema. Cualquier smartphone cuenta con la función de captura de pantalla que permite guardar la foto en cuestión y almacenarla en la memoria del aparato antes de que WhatsApp llegue a eliminarla automáticamente.

Los técnicos de la compañía detectaron este posible vulneración de datos y comenzaron a desarrollar algo que garantice que los usuarios sólo pueden ver la foto una vez. Hace poco tiempo, el dueño de Meta (dueña de WhatsApp), Mark Zuckerberg anunció que ya estaban cerca de implementarlo.

El sitio especializado WABetaInfo descubrió que WhatsApp ya puso en acción un bloqueo de captura de pantalla en la app de Android, y que una versión beta del mismo ya está llegando a algunos usuarios. De esta manera, se pone a la altura de la app de iOS, que ya tenía algo similar.

La nueva función implementa una ventana emergente que aparece la primera vez que un usuario recibe una foto temporal. El mensaje explica en qué consisten este tipo de imágenes y a su vez aclara que no se puede "compartir, reenviar, copiar, guardar o tomar una captura de pantalla", del contenido que fue recibido.

Al presionar “OK”, la función de captura de pantalla no funcionará mientras que la persona esté viendo la foto, ya que es automáticamente bloqueado por la app. Cabe destacar que la otra persona no será avisada de que se intentó hacer una captura de la imagen.

Ni lentos ni perezosos, algunos usuarios ya encontraron un modo más tradicional de burlar el sistema. Se trata de simplemente hacer una foto a la pantalla del celular que recibió la foto, con un segundo aparato (puede ser una tablet o notebook con webcam). 

Ver comentarios