Melina Cruz (29) es víctima de la violencia de género de su ex pareja, Lucas Ezequiel Grippo (29), con quien estuvo en pareja en el 2011, y de quien decidió separarse a los 5 meses de comenzada la relación debido a las agresiones que recibía.

Ella quedó embarazada de Grippo y en 2012 tuvieron una hija. A pesar de esto, su ex continuó con el maltrato físico y amenazó de muerte a ambas. "Dice que nos va a pegar un tiro en la cabeza a las dos", manifestó a Crónica.

Una de las amenazas que recibió por parte de Grippo.


Durante todos estos años, la joven realizó 11 denuncias en la Justicia y ahora, desesperada, tras sólo obtener a fines de 2018 una orden perimetral para ella y su hija, decidió denunciar públicamente al agresor: "Ya no sé qué hacer, necesito que la Justicia actúe. La perimetral no sirve, porque él manda a otra gente a pegarme. Tiene conocidos en la barra de Gimnasia y Estudiantes".

La violencia de Grippo. Así le dejó uno de sus ojos.


Prueba de esto último fue el hecho ocurrido el 17 de octubre de 2018, cuando Melina fue agredida por su ex y un grupo de violentos que lo acompañó. La joven sufrió varias lesiones, incluso heridas cortantes que le ocasionaron con un arma blanca y que fueron constatadas por el cuerpo médico de la Comisaría de La Mujer de La Plata.

Informe médico sobre las lesiones de Melina.


El informe indica que la joven sufrió: "equimosis bipalpebral en ambos ojos; varias heridas lineales paralelas entre si, horizonateles en una área de 6 cm de largo en cara externa de antebrazo derecho; y heridas lineales, superficiales y paralelas entre si en región abdominal alta, 4 cm por fuera de la línea media hacia la derecha (hipocondrio derecho) que son compatibles con lesiones producidas por apoyo y deslizamiento de elemento con filo y/o punta y filo".

Radiografía de cráneo de Melina Cruz.


La joven aseguró que además de las lesiones físicas, los tormentos provocaron que tenga que estar medicada por una psiquiatra: "Entré en una depresión y ataques de pánico", señala MelinaGrippo, por su parte, sigue haciendo caso omiso a las restricciones y continúa con las amenazas, las cuales también llegaron a familiares de su ex.

El 6 de marzo de 2019, al padre de la víctima le llegó el siguiente mensaje a su celular: "Andá despidiéndote de tu hija y tu nieta, antes de ir en cana las hago desaparecer y después yo. No te tengo miedo ni a vos ni al viejo hija de p… del abogado. Estás avisado".


Tras esta última amenaza, Melina realizó un extenso descargo donde relata el calvario que atraviesa hasta el día de hoy. Allí, entre distintos hechos de violencia, menciona: "Vivo con MIEDO, ese miedo que te paraliza el cuerpo y la cabeza. No me hablen de gas pimienta, ni golpes, ni botón antipanico y perimetrales, quiero que me hablen de soluciones y Justicia. De penas. Y que apliquen la ley que corresponde ante estos casos y similares. Queremos vivir ambas".

La causa, radicada en la ciudad de La Plata, es llevada adelante por la fiscal Mariana Ruffino de la UFI Nº 13 de la capital bonaerense, y está a cargo de la jueza de Familia Graciela Inés Barcos del juzgado Nº 4.


El descargo de Melina

Tras conocerse que la causa será elevada a juicio, en el juzgado del magistrado Eduardo Eskenazi, la joven realizó un escrito donde comenta el calvario que vivió este tiempo, intentando hacerles entender a las autoridades que "se haga justicia" y que la "cuiden" a ella y a su hija.

"Hace 7 años que mi cuerpo viene hablando , 7 años que mi sueño se ve alterado, que mi aspecto físico cambió, ni hablar de mi estado emocional.

Hace 7 años que vengo luchando con salir de este túnel, que quiero que sepan que hasta el momento no tiene salida. 7 años que vengo recorriendo pasillos de fiscalía, juzgados, tocando puertas ya sin aliento, si esos pasillos amplios fríos, fríos si estaré horas, pero saben porque? Porque les voy a pedir por favor que hagan algo, que me escuchen. Lloré, grité , me enojé , e ido sin dormir, enferma , horas sin trabajar , sentada murmurando por dentro que abran una puerta y me digan estás cuidada, estás libre, tu hija va a estar bien, pero NO.. se abren las puertas y escuchas como si fuera un caset trabado: 'estamos para ayudarte, vení cuando necesites, vamos hacer lo posible, es dificil meter preso una persona, se le vencieron los plazos, tenés que entender que es el padre'. Pasé por alrededor de 4 peritajes forenses. 8 entrevistas con cuerpos técnicos donde abarcan psicólogas . Y no sólo yo, a cuatro fueron mi hija de tan solo 6 años. 'Queremos escuchar la nena a ver qué dice'. No quiero recordar cuando escuché que dijo que su papá le pegó una cachetada a su mamá y la psicóloga salió y dijo: 'señora no veo indicios de violencia contra usted ni la niña'; eso fue un puñal en el pecho, porque me fui dando cuenta que ni siquiera los capacitados que están frente a esto, pueden lograr darse cuenta de lo que está pasando. Entendí porqué tantos carteles pegados. Y más dolor me da ver la cantidad de chicas y padres que hay fuera y dentro pidiendo justicia, porque ya no están, porque las mataron.

Tampoco saco de mi cabeza cuando veo los expedientes, que los tiran. ¿Y saben qué señor juez, fiscal, jueza? Ahí dentro hay información y hay vidas. Mi hija no es un papel, yo tampoco. Son dos vidas.

Tampoco me olvidó cuando pedí a gritos que no quería aparecer muerta con mi hija por culpa de esta persona, su papá. Como toda madre resguardo la integridad de mi hija y trato de que ella no se involucre, pero lamentablemente su papá lo hace cada vez que ella tiene que ir a explicar si tiene o no ganas de verlo.

Y yo me pregunto: una criatura de 6 años querrá ir con su papá después de ver cómo él y gente que llamó le pegó una trompada sin piedad a su mamá, y su mamá se cayó arriba de ella, y siguió golpeándole la espalda aún las dos juntas una arriba de la otra? Mientras yo , sin poder ver bien, porque se me nublo la vista, del golpe pude taparla a ella mientras lloraba? ..o cuando iba al jardín como todos los días contenta y su papá intentaba sacarsela de los brazos a la madre de forma prepotente para hacerla entrar al jardín mientras la nena lloraba y se agarraba de mi pelo y yo pidiéndole que se vaya. O cuando era bebé y salimos hacer mandados una tarde y se bajaron de un auto, me dijeron que me callara y se la querían llevar- Y doy gracias que ese día estaba atada al coche y pude irme, pero la nena lloraba y me pregunta en su inocencia si se la van a llevar lejos?

Ambas amenazadas de muerte, noches sin dormir como solemos hacer nosotras. Cenar, charlar, y después un cuento en la cama, que se ven interrumpidos por amenazas por el portero, o sobresaltos de la cama a las 4 AM, o Msj de texto con que ambas vamos a desaparecer. Por él, porque él se va a encargar. Y como se encargó de agarrarme en la calle después de un tiempo. Porque sabe por dónde voy, claramente me sigue.

Bajarse, pegarme, dejarme con la cara con marcas de que fue él, pero darse el gusto de cortarme con un cuchillo el brazo, no soltarme y decirme: 'la vas a cortar?' Con toda su furia, con ganas lo hacía, y yo rezando por dentro para llegar a retirar a mi hija del Colegio, y no que no vuelva a verme, que me permita verla una vez más. Y el cobarde escuchó que alguien venía a ayudarme y se fue, pero antes metió golpe de nuevo fuerte.

No se cómo logré levantarme todas esas veces, sí sé que terminaba en el hospital, médicos mirándome conteniendome, hasta sin querer decirme me dejaban un rato más para que sepa que estaba acompañada cuando ya estaba curada, mandando de urgencia hacer placas en la cabeza, llamando de inmediato a mi familia quienes venían corriendo porque se pensaban lo peor. Así vivo hace 7 años. Vivimos porque también está ella, mi pilar. 12 denuncias hechas. Denuncias penales. Una detención que duró 7 días, y a la jueza le costó detenerlo cuando los hechos se comprobaron, y de hecho se siguen comprobando pero vieron que existe el manoseo de papeles el conocido adentro, y porque esta persona se excusa de que soy una denunciante compulsiva, como si me gusta estar en una comisaría 6 a 8 hs para denunciar que me golpeó, dolorida angustiada. Porque dice que tengo problemas mentales , que soy una persona que alucina o no está en la realidad, bipolar. Que puedo llegar antentar contra la vida de mi hija, la que todos los días se ocupa de ella y de que nada le falte, y la que está pidiendo a gritos por ella, porque yo tengo 30 años, pero ella 6 y una vida por delante; pero NO, el vínculo tiene que estar. Es su papá. Y como siempre expliqué y hasta mis más intimos. Todos los niños tienen derechos y jamás se los saqué o oculté a mi hija. Uno de sus derechos es su papá, pero no éste, el que amenaza de muerte, pega, y me dice que no la va a devolver o si la devuelve, ya sabemos cómo.

Cuántos padres separados hay? Miles y tendrán sus diferencias pero los hijos no se tocan. Cuántos padres en vez de golpear o amenazar se ocupan de darles una vida digna con amor. Pero NO , jamás. Y esto no empezó ahora porque mi cuerpo me duele quizás porque me acuerdo perfectamente estando embarazada de un mes y me estrellaste la cara contra el vidrio de tu auto porque el lugar para ir a vivirnos no me gustaba, o cuando pasado ese hecho decidí separarme. Vos llorando con una carta y, ante mi negación, la emoción se te fue al carajo, y no me soltabas de la cabeza y el cuello, no te acordas cómo me hiciste sangrar la nariz? Y yo diciéndole a mi mamá que fue porque me subió la presión, seguro porque la panza se me ponía dura, pero fue del cabezazo que me diste y te fuiste amenazándome que mi hija me iba a reprochar todo esto que era por culpa mía. Y todavía tengo tu carta la que me pedías perdón que no iba a volver a pasar pero te dije que no, después de 5 meses de relacion donde los últimos fueron tormentosos.

El cuerpo duele porque cuando te decía que no, lo tuyo era un SI, y yo por miedo accedia a satifacerte, para que después reconozcas q tu hija y la reconozcas pidiéndome un ADN diciéndome, con mi hija en brazos, que era una puta. Mi cuerpo duele porque teniendo 4 días de cesárea querías ver la nena pero para tenerla; no me la querias dar para darle de amamantar porque decías que estaba con vos y te dabas vuelta contra la pared para que la nena no me mire. O con ella en brazos te ibas diciéndome que esto no iba a quedar así. Agarrándome y apretándome los brazos empujándome para atrás, tu hija tenía días de vida.

El cuerpo me duele porque no te cansaste de golpearlo psicologicamente y físicamente , porque seguís hasta el día de hoy y no paras. Mandaste gente a pegarle a mi papá a su casa con tu papá, el prestigioso director del colegio santa Marta de la ciudad de La Plata, católico, pero no tanto para ir con tres tipos de la barra brava de un equipo de fútbol de La Plata, esos mismos que me sostenían mientras otros junto con vos me golpeaban.

Vos, estudiante de periodismo, que te adheris a las campañas políticas de las mujeres contra la violencia de género, qué casualidad después de tener 11 denuncias y tenés un puesto en la municipalidad de La Plata, pero te dan salidas para irme a buscar, y sé que no vas a parar hasta no verme a mí y a mi hija donde me dijiste que nos querias ver. Ahora entiendo mi dolor, entiendo porque el cuerpo se enferma, entiendo porque entré en una depresión y ataques de pánico, porque tengo la vida que nadie quisiera tener, lidiar con vos y con la Justicia. Me duelen los ojos de haber llorado de impotencia pero de miedo haciéndome un bollito, tener que andar en remis porque no sé si llego a destino, no poder ir a una plaza con la nena, solas, porque no sé si apareces y estoy fuerte pero vulnerable a la vez, porque a veces las fuerzas se pierden y porque por lógica tu fuerza es más sobre la mía y tú hija. Porque mi familia y amigos nos tienen que acompañar.

Porque tenía que taparme la cara con maquillaje para que mi hija no me pregunte que me había pasado entendiendo que era un golpe, que le voy a ocultar, era solo para no entristecerla más , decirle que son cosas de grandes y que a veces los adultos no son como los vemos. Porque trato de resguardar tú careta de papá porque lo serás de sangre pero no de la vida . Porque no quiero lastimarla más porque ella está entre muñecas y amigas, colegio y cumples, risas, juegos, es inocente .

Porque hace 7 años dejé de ser Melina. Sí, la que todos conocían. Me ahogué, salí a flote y así fueron y son mis días, porque a veces digo hasta cuándo? Y eso que tengo un abogado, al cual doy gracias que mi familia me ayuda sino qué?

Ya hubiera aparecido como EL quiere y porque vivo una vida fuera de lo normal, y ustedes dirán sos joven tenés una vida por delante! SI llego a comprender eso desde lejos ,porque hoy está es mi realidad por la que lucho dia a día, porque agoté mis posibilidades como mamá y mujer buscando alternativas, botón antipanico (una risa, un contacto en tu teléfono al cual si te está pasando algo tenés que mandar por msj de texto en dónde estás y qué te paso, ya es tarde señores ) perimetrales ( ambas las tenemos y las desobedece) pero no va preso porque la jueza no concidera que tenga que ir .. o porque seguramente debe ser algún invento mío. ( Todo conversado por conocidos) hoy la justicia no actúa , y como un vez me atreví a decirle a la fiscal entre lágrimas. Ustedes se van hacer cargo si nos pasa algo? A lo cual contestaron “ tomamos todas las prevenciones para que no pase, vamos a citarlo para calmarlo ) calmarlo? Cuando una persona es violenta no hay nada que lo calme , ahora entiendo porque hay tantas muertes porque a pesar de denunciar y dejar el cuerpo alma en todo , proceden cuando las cosas pasan. Cuando ya no estás más. Pero saben que? No voy a esperar , somos dos personas con derecho a vivir y vivir en paz. Con derecho a ser escuchada. A que pueda vivir tranquila. Porque se me mojará la cara del llanto y la rabia, pero no voy a bajar los brazos, por mi hija y por mi. Porque voy hasta lo último para que esto pare. Porque los que me conocen saben lo que vivo y lucho Dia a día y porque ellos están acompañandome. Porque no va hacer en vano , mi dolor ni mucho menos el de mi hija.

Porque me cuesta hacer público esto, porque es algo muy personal. Pero hoy debo hacerlo, porque nadie te escucha. Y porque como un día como hoy en referencia a todas las que luchan con distintos problemas, yo estoy acá para acompañar porque muchas lo han hecho conmigo. No estoy unida a ningún grupo político, ni me representan la colectividad de actrices Argentinas.

Hoy estoy acá yo, Melina, pidiéndoles por favor que se haga público, para que no seamos dos menos. Porque tenemos ganas de VIVIR y porque juré desde lo más profundo de mi corazón darle VIDA a mi hija. Una gran vida, sin grandes lujos y con grandes valores. La que algunas personas no pretenden darle. Para que la fiscalía de la ciudad de La Plata UFI 13 departamental de violencia de género sepa que no es capricho denunciar ni mucho menos no querer que su hija tenga su papá, sino que existen hechos y motivos. Y vivo con MIEDO ese miedo que te paraliza el cuerpo y la cabeza. No me hablen de gas pimienta ni golpes ni botón antipánico y perimetrales, quiero que me hablen de soluciones y justicia. De penas. Y que apliquen la ley que corresponde ante estos casos y similares.

Queremos vivir ambas.

Gracias a todos los que desde tantos años nos apoyaron. Hoy saco a la luz una historia para mí muy triste y desgastante. Pero necesaria contarla ante tanto desprecio del caso.

Y al juez Eskenazi que va a llevar mi juicio por violencia ojalá este msj le llegue y pueda llegar a comprender el grado de desesperación que hoy tengo. A la fiscal Ruffino de la UFI 13 y a la secretaria Florencia Stranesse y, tanto como la abogada María Martha Rivas y Gustavo Carrión que defienden a esta persona, que tengo fe que va aplicar la ley que le corresponde a esa persona, y tenga su castigo por todo lo que hizo. No estoy pidiendo dinero, trabajo, ni un puesto político, estoy pidiendo que simplemente nos den una oportunidad de poder ser felices y vivir en condiciones normales.

Feliz día a todas las mujeres , hoy dejo mi historia

Y gracias por la fuerza que me transmiten para seguir" .



La denuncia pública en el canal de la UNLP

Ver más productos

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Ver más productos