No hay nada que le guste más a Netflix que una buena serie de asesinos seriales. La plataforma de streaming más grande del mundo está repleta de documentales, series y películas dedicadas a las mentes más retorcidas de la historia, pero no todas capturaron la atención de la audiencia. Sin embargo, una de ellas es todavía referida como la mejor serie policial en la plataforma.

Se trata de Mindhunter, una serie estadounidense primero estrenada en 2017. Basada en el libro "Mind Hunter: Cazador de mentes" de Mark Olshaker y John E. Douglas, la serie está ambientada en 1977 y dirigida por el aclamado David Finsher, conocido por producciones como El curioso caso de Benjamin Button y Seven.

 

En esta ocasión, el director llevó su obsesión por los asesinos seriales a la pantalla chica, y lo hizo de la mano de dos personajes inspirados en los hombres reales que dedicaron sus vidas a acercarse a los criminales más brutales de la historia: Holden Ford (Jonathan Groff) y Bill Tench (Holt McCallany). Junto a la Dr. Wendy Carr (Anna Torv), estos agentes crea una fuerza especial en el FBI dedicada especialmente a crear perfiles de asesinos seriales.

La serie recrea los operativos reales que el grupo de agentes secretos montaron para capturar a criminales como Ed Kemper y David Berkowitz (mejor conocido como Son of Sam). A lo largo de sus dos temporadas, Fincher sigue con su diestra cámara a los agentes mientras entrevistan a los autores de los crímenes más sangrientos de los Estados Unidos.

Los protagonistas de este atrapante policial entrevistan a los criminales más sangrientos de los Estados Unidos.

Con 19 capítulos de alrededor de una hora cada uno, los dos agentes se sumergen cada vez más en el mundo del crimen, y poco a poco comenzamos a ver los efectos psicológicos que se manifiestan en Ford y Tench tras horas de penetrar en las mentes de los violentos criminales.

La serie volvió con una nueva temporada en 2019, pero 2020 llegó con una mala noticia para los fanáticos que la siguen: Netflix canceló la serie, cerrando inesperadamente la producción de uno de sus títulos más exitosos. La cancelación trajo varias teorías a flote, pero David Fincher confesó en una entrevista que el guión de la temporada tres le estaba llevando demasiado.

Sin embargo, no todo está perdido: de acuerdo con un reporte de Small Screen, Fincher y Netflix están en conversaciones para cerrar la historia con una temporada final. "Todo lo que realmente puedo decirles sobre Mindhunter es que las conversaciones entre Netflix y Fincher están en curso. Están discutiendo la posibilidad de traer el programa de regreso para una tercera temporada", indicó una fuente del servicio de streaming al medio.

 

Ver comentarios