El asado a la parrilla es una de las comidas más tradicionales en Argentina, y una de las insignias más reconocibles de nuestra gastronomía. Sin embargo, y a pesar de ser una delicia, es casi inevitable que compartir los mismos cortes de carne, preparados de la misma manera, nos deje con ganas de algo nuevo.

Por suerte, hay una manera muy simple de cambiar el sabor de la carne vacuna que conocemos tan bien: la técnica del marinado. A través del remojo en un líquido aromático durante un tiempo determinado, esta técnica gastronómica deja la carne más tierna, jugosa y aromática que nunca. Mientras el marinado se puede realizar con infinidad de ingredientes, en esta ocasión vamos a unir dos grandes pasiones argentinas con una receta de tira de asado a la cerveza.

 

 

 

Marinar la carne en cerveza antes de asarla tiene grandes beneficios, no solo para su sabor y ternura sino también para la salud de los comensales: según un estudio publicado en el Diario de Agricultura y Química de los Alimentos, marinar la carne en cerveza puede reducir el número de compuestos potencialmente cancerígenos que se forman cuando la carne se cocina en la parrilla, gracias a los antioxidantes incluidos en la popular bebida alcohólica.

Sobre qué tipo de cerveza es mejor para el marinado, si bien cualquier tipo es efectiva la más recomendada es la cerveza oscura. Las cervezas Amber Ale, Brown Ale o Bitter son excelentes opciones para adobar y cocinar alimentos. Con estos consejos en mente, es hora de poner manos a la obra:

Receta de tira de asado a la cerveza

Tira de asado a la cerveza, más tierna, jugosa y deliciosa que nunca.

Ingredientes (para 4 porciones):

  • 2 ¼ kg de tira de asado
  • Sal y pimienta a gusto
  • Al menos 1 taza de aceite y 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla, picada en pluma
  • 1 diente de ajo picado finito
  • 2 cucharadas de pasta de tomates
  • ½ taza de vinagre balsámico
  • 3 cucharadas de salsa de carne
  • 330 ml de cerveza oscura o negra
  • Caldo de carne disuelto en 3 tazas de agua hirviendo
  • Perejil picado

Modo de preparación:

  1. Calentar el horno a 160 °C.
  2. Sazonar la carne con sal y pimienta.
  3. Agregar aceite en una olla hasta tapar todo el fondo, luego calentar y dorar la carne por ambos lados. Reservar en un plato.
  4. En la misma olla, agregar el resto del aceite y cocinar la cebolla, con sal y pimienta, hasta que esté dorada y blanda. Agregar el diente de ajo y cocinar por 1 minuto.
  5. Añadir la pasta de tomates y cocinar por un par de minutos. Posteriormente, incorporar el vinagre, la salsa de carne y la cerveza, raspando el fondo de olla.
  6. Volver a colocar las costillas en la olla y agregar el caldo de carne (disuelto). Tiene que ser suficiente cantidad como para taparlas. Llevar a punto de ebullición y sacar del fuego. Cubrir la olla con papel aluminio y luego tapar.
  7. Colocar la olla al horno y hornear por 3 horas o hasta que la carne de las costillas se pueda sacar con un tenedor. Dejar reposar 15 minutos.
  8. Antes de servir espolvorearlo con perejil picado y acompañar con puré.

Más sobre este tema

Tapa de nalga a la portuguesa con papas españolas: una receta "para chuparse los dedos"

Tapa de nalga a la portuguesa con papas españolas: una receta "para chuparse los dedos"

Pastel de papas: tres recetas imperdibles para preparar este clásico de la abuela

Pastel de papas: tres recetas imperdibles para preparar este clásico de la abuela

Aguas saborizadas caseras, una alternativa saludable y económica frente a las gaseosas

Aguas saborizadas caseras, una alternativa saludable y económica frente a las gaseosas

Ver comentarios