Una forma de lograr que los niños incorporen nuevos alimentos de una forma divertida es haciendo distintas recetas con los alimentos de siempre.

Los nuggets son una manera divertida, rica y distinta de comer pollo, pueden hacerse fritos o al horno. Se pueden comer solos o acompañados de un típico puré de papas, ensalada o arroz.

 

Por lo general, este alimento es visto como comida chatarra porque la mayoría de las personas lo compra congelado y envasado, lo cual hace que sea un alimento sobreprocesado. 

Sin embargo, como todas las comidas, hay maneras de hacer esta receta más saludable y de forma sencilla desde la comodidad de tu hogar.

Para preparar nuggets caseros se necesitan pocos ingredientes. La diferencia está en que para rebozar estos nuggets utilizaremos una mezcla de polenta, pan rallado y copos de maíz de manera que quede bien crujiente sin absorber tanta grasa. 

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo
  •  1 cebolla
  •  1 cucharada sopera de hierbas provenzales
  •  30 gramos de harina
  •  1 cucharada sopera de mostaza
  •  1 taza de copos de maíz sin azúcar
  •  1 taza de polenta
  •  1 taza de pan rallado
  •  1 huevo
  •  1 cucharada sopera de leche descremada

 

Paso a paso, cómo hacer nuggets de pollo

  1. En primer lugar, hay que triturar la pechuga de pollo con la cebolla, la cucharada de mostaza y la de hierbas provenzales, hasta que se forme una masa homogénea.
  2. Lo ideal es utilizar una cuchara para formar los nuggets de pollo. A continuación, hay que pasarlos por la harina. Una vez formados, hay que congelarlos mínimo 20 minutos para que sea más fácil manipularlos en los siguientes pasos.
  3. Batir ligeramente el huevo con la cucharada de leche descremada. En un recipiente aparte, integrar los copos de maíz rotos, la polenta y el pan rallado.
  4. Pasar los nuggets por el huevo hasta que queden bien empapados. A continuación, hay que pasarlos también por el recipiente con el pan rallado, la polenta y los copos de maíz. Para conseguir unos nuggets de pollo al horno muy crujientes, repeitr el proceso una segunda vez, y después reservar.
  5. Precalentar el horno a 200 ºC. Cocinar a esta temperatura los nuggets de pollo unos 20 minutos, hasta que queden bien dorados. Es importante recordar darles la vuelta a mitad del tiempo, para que se cocinen por ambas partes.
  6. Una vez que se vean con un color dorado, retirarlas del horno y servir con un buen acompañamiento. ¡A disfrutar!

 

 


 

Ver comentarios