Los “Pierogi” son el plato polaco más tradicional, quizás el más popular entre los platos polacos y uno de los más añorados entre los turistas que visitan Polonia. ¡Podemos decir que los “Pierogi” son un orgullo nacional para los polacos en todo el mundo!.

En sí los Pierogi son una pasta rellena hervida con forma de pequeña empanada, que se puede hacer con una gran variedad de rellenos, incluso en variedad de opciones saladas o dulces.

Las versiones saladas se suelen servir calientes para almuerzos o cenas. Por su parte, las versiones dulces también se pueden servir en frio y muchas veces reemplazan el postre.

Si bien hay muchos tipos diferentes de “Pierogi”, uno de los más populares en versión salada son los del relleno de papa, cebolla y un queso blanco similar a la ricota llamado “twarog”.

Estos se denominan “Pierogi Ruskie”. Otros rellenos típicos: ¡de carne, de repollo fermentado, de hongos, de queso blanco, de espinacas, con frutillas, cerezas y muchos más! Acompañados con diferentes salsas donde quizás la más popular es la de panceta y cebolla fritas o simplemente el agregado de crema agria.

En toda Europa del Este existe este tipo de pasta rellena, aunque con algunas variaciones mínimas entre sus ingredientes, las salsas acompañantes o en su forma de cocción (en Polonia generalmente son hervidos).

Dependiendo de la región o país donde estemos podemos encontrar similares a los Pierogi polacos: Pirozhkí o Varéniki (los rellenos de papa, queso y cebolla) o Pelmeni (rellenos de carne) en Rusia, Varéniki o Varenyky en Ucrania.

También en la cocina judía podemos encontrar un plato muy típico similar y se lo llama Varenikes. Originalmente este plato llegó a Europa de la mano de Marco Polo directo de China y a Polonia, en el siglo XIII de la mano de un Obispo según cuentan varias leyendas, aunque recién en el siglo XVII en el libro de cocina polaco más antiguo aparece la primera receta de los Pierogi.

A Argentina los Pierogi llegaron con los inmigrantes y a través de los años fueron no solo perdurando en la mesa de las familias, sino que se extendieron a los comensales que alguna vez los han probado de la mano de los descendientes europeos.

La pregunta es: ¿vale la pena hacer Pierogi? Y para esto existe una única respuesta: si, ¡definitivamente vale la pena! Ingredientes que se consiguen en todos lados, económicos, receta simple para hacer, un plato abundante y riquísimo para comer.

Te invito a hacer Pierogi! Te enseño el paso a paso para que sin ningún conocimiento de cocina los puedas hacer en tu casa. Vas a ver que los vas a adoptar, vas a ver que a partir de ahora se van a convertir en un plato más sobre tu mesa.

Ingredientes (5 porciones)

-4-5 papas medianas

-4 cebollas grandes

-1 cucharada manteca

-1 paquete tapas para empanadas

-Sal y pimienta a gusto

Paso a paso para la masa y el relleno

Se deben cortan las papas en cubos, salamos el agua hervimos. Hacemos el puré. Le ponemos la cucharadita de manteca. ¡Importante! no se le tiene que poner al puré. Ya que necesitamos un puré que tenga consistencia. Reservamos.

El siguiente paso es cortar las cebollas. El tamaño del corte es a elección. Más grande o más chico. Si deseas Cebollas a la sartén o cacerola, sal y pimienta y dejamos que se doren.

Después se debe agarrar la mitad de esa cebolla y pinerselas al puré. En este punto hay revolver bien para que se mezcle la cebolla con el puré.

Tapas para empanadas: se pueden usar tapas comunes o bien se pueden hacer caseras. Y con las de copetín, quedan mucho más sabrosos! Rellenamos las tapas.

Es fundamental que queden bien cerradas, porque cuando los metamos al agua pueden abrirse. Es por eso que hay que apretar fuerte al borde, pero si querés podes hacerle el repulgue que le haces a las empanadas. Tene en cuenta que hacer el repulgue va a tardar más en la cocción.

En el agua hirviendo, la cual salamos y ponemos nuestros varenyky o pierogi al agua. ¿Cómo sabemos cuando ya están? Una vez que se vea que la masa cambia un poquito el color y la textura. Hay que sacar uno y pincharle el borde con el tenedor. Así se sabrá el punto de cocción.

Con el resto de las cebollas que no fueron utilizadas en el relleno, se las puede dorar un poco más, colocandoles un poco más de aceite. Estas serán para la salsa.

¡Listos! Los sacamos del agua, los ponemos en una fuente y le ponemos la salsa que teníamos en el fuego. Y ya están listos para servir y comer está delicia!!

Smacznego! (¡buen provecho!!)

Ver más productos

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Harry Potter: 20 años después de su estreno vuelve a las pantallas

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Ver más productos