Las hamburguesas pueden recibir algo de mala prensa, tan frecuentemente asociadas a las cadenas de comida rápida que, si bien son deliciosas y prácticas, no son la mejor elección para una dieta balanceada. Sin embargo, son un gran plato con alto valor nutricional, y una receta casera que le saca todos los procesados puede crear una hamburguesa de carne perfecta para cualquier comida.

El mundo de las hamburguesas es enorme, con millones de combinaciones, sabores y hasta alternativas veganas. Esta simple fórmula es ideal para aquellos que desean dar sus primeros pasos en el mundo gastronómico, ya que no requiere ingredientes difíciles de conseguir ni demasiado tiempo de preparación.

 

Antes de poner manos a la obra, algunos consejos: para que tus hamburguesas caseras sean una bomba de sabor, no hay que escatimar a la hora de condimentar. A esta misma receta podés agregarle un zapallo rallado finito o zanahoria para elevar el resultado final. Otro tip, si te gusta la pimienta, aprovecha a molerla y sentirás el perfume que toma la carne.

Finalmente, vale recordar que para disfrutar de unas hamburguesas jugosas es muy importante consumir la carne fresca. Como las hamburguesas están hechas con carne procesada, son aún más sensibles al deterioro. Si son de ternera pueden conservarse en la heladera dos o tres días conservando su textura, pero más tiempo las dejará duras y oxidadas.

Ingredientes

La mejor receta para unas ricas y saludables hamburguesas caseras.

Para 8 hamburguesas caseras

  • 1 Kg de carne picada de ternera, cerdo o mixta
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • 3 cucharadas de perejil picado
  • 1 huevo
  • Pimienta negra
  • Sal

Modo de preparación

  1. En un bol grande, mezclar la carne picada con el pan rallado, el perejil, el huevo previamente batido, una pizca de pimienta negra y otra de sal.
  2. Revolver todo muy bien con las manos limpias, estrujando la carne para conseguir que se todos los ingredientes queden perfectamente integrados.
  3. Una vez lista la mezcla, tomar una porción de 130 gr y formar una bola, aplastando la carne todo lo que podamos con las manos para que quede lo más compacta posible.
  4. Ahora aplastar un poco mientras le damos forma redondeada y dejar con un espesor de algo más de un centímetro.
  5. Hacer lo mismo hasta terminar toda la masa. Nos deberían de salir unas 7 u 8 hamburguesas.
  6. Ahora solo queda cocinarlas en la plancha o en una sartén a fuego moderado con unas gotitas de aceite de oliva, hasta que la carne quede a nuestro gusto. ¡A comer!
Ver comentarios