Para esas raras ocasiones en las que sobra un poco de carne del asado y no sabés qué preparar, esta receta de carne desmechada o "ropa vieja" te puede salvar. A no dejarse engañar por su curioso nombre, este platillo es preparado a lo largo y ancho de América Latina, y se convirtió en una de las delicias estrellas de la gastronomía cubana y española.

Nombrada por su textura desmechada y tierna, la ropa vieja es una preparación a base de carne deshebrada mezclada con verduras y sazonada con ají. El sabor característico lo aporta la fusión de hoja de laurel con orégano, comino, pimienta y ajo. Se sirve en países como Colombia, México, Costa Rica, Puerto Rico, Cuba, Honduras y Venezuela; y cada país la prepara y acompaña de diferentes maneras.

 

 

 

Mientras la falda de res es la carne más recomendada a la hora de prepararla, familias de todo Latinoamérica utilizan la receta para aprovechar los cortes de carne que sobraron de otras comidas. Además de vaca, a través de su historia se preparó con carne de cerdo o pollo, mezclada con sabores como garbanzos, pimientos, perejil y papas. Aprendé como preparar esta icónica delicia siguiendo los siguientes pasos:

Podés acompañar la ropa vieja con arroz, garbanzos o servirla sola.

Ingredientes

  • 1 kg de carne
  • 8 dientes de ajo triturados
  • 2 cebollas cortadas en tiras
  • 2 hojas de laurel
  • ½ cucharadita de orégano
  • 1 pimiento rojo
  • 8 cucharadas de puré de tomate
  • 60 ml de aceite vegetal
  • Sal y pimienta

 

Modo de preparación

  1. Sacar la carne dela heladera y dejar a temperatura ambiente durante 30 minutos.
  2. Colocar la carne en una olla junto a la cebolla y 1 cucharadita de ajo triturado. Salpimentar.
  3. Agregar agua hasta cubrir la carne unos 5 cm y cocinar a fuego medio hasta que quede tierna. Retirar de la olla y reservar el caldo.
  4. Cuando la carne esté tibia, desmenuzar y colocarla en un tazón grande. Cubrir y reservar.
  5. En una olla, calentar el aceite vegetal y freír la cebolla, el ajo restante y el pimiento rojo picante, cortado a la juliana, durante 1 minuto a fuego medio, revolviendo regularmente.
  6. Agregue 3 cucharadas del caldo de carne reservado, 2 hojas de laurel, pimienta negra, puré de tomate y otras especias a elección.
  7. Revolver bien, agregar la carne y mezclar nuevamente. Si hace falta, agregar más caldo.
  8. Cocinar sin tapar y a fuego alto durante 5 minutos, luego tapar y cocinar a fuego medio otros 15 minutos, hasta que la salsa esté cremosa.
  9. Servir caliente. ¡A comer!
Ver comentarios