De la vaca o ternera, las partes más comunes que encontramos en un asado de domingo son algunos cortes de su carne, algo de grasa y algún que otro nervio. Mientras que los huesos aparecen en algunos de estos cortes y ayudan a dar sabor a la carne, no son muchos los platos que los tienen como protagonistas. Este no es el caso del tuétano.

El tuétano es la sustancia grasa, blanquecina y esponjosa que se encuentra en el interior de algunos huesos de animales, principalmente los de la cadera, el esternón y del cráneo. El consumo de esta parte del animal no es el más común en las parrillas familiares, pero a lo largo de los años llegó a la mesa de los más exclusivos restaurantes. Por suerte, con un favor del carnicero del barrio podemos disfrutar de este delicioso platillo.

 

Además de su sabor, el tuétano tiene mucho que aportar nutritivamente: además de ser rico en grasa, contiene vitamina B12, hierro, fósforo y tiamina, así como vitamina A y E. También es una fuente de colágeno, un compuesto importante para mantener la elasticidad de la piel, y su aporte de glicina y ácido linoleico conjugado ayuda a disminuir la inflamación del cuerpo y mejorar el sistema inmunológico

A pesar de sus beneficios, no se debe olvidar que es un alimento bastante calórico, cuyo consumo en exceso puede ser dañino para nuestro organismo. A la hora de prepararlo se necesita mucho calor para que penetre bien en la platina del hueso y la grasa se funda, por lo que normalmente se suele hacer asado al horno, en una olla a presión o a la brasa. La mayoría de veces se corta en rodajas o entero con un corte transversal.

Otro consejo a tener en cuenta antes de prender la parrilla: es conveniente remojar el hueso en un bol con agua por algunas horas, para asegurarnos de que toda la sangre fue drenada. El punto de cocción va al gusto del consumidor, hasta se puede dejar un poco más crudo, lo que le dejará un color más rosáceo en lugar de blanquecino.

Cómo preparar tuétano a la parrilla, fácil y rápido.

Ingredientes

Para cuatro porciones

  • 4 tuétano de res cortado a la mitad
  • 4 diente de ajo picado finamente
  • 4 cucharada de orégano seco
  • 4 cucharada de tomillo seco
  • Perejil a gusto
  • 12 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal marina a gusto

Modo de preparación

  1. Preparar la parrilla, calentando las brasas y limpiando los hierros con un papel de diario abollado.
  2. En un bol, mezclar el aceite de oliva, ajo, orégano, tomillo, perejil y la sal marina.
  3. Untar la mezcla de especias por todo el tuétano.
  4. Colocar el tuétano en la parrilla, con el hueso hacia abajo, y tapar cada uno con papel aluminio.
  5. Asar por ocho minutos, luego dar vuelta y asar por otros tres minutos o hasta que se dore.
  6. Retirar del fuego y servir. ¡A comer!

Más sobre este tema

Cerdo a la parrilla, una delicia sandwichera

Cerdo a la parrilla, una delicia sandwichera

Adelanto verano 2022: los tragos más refrescantes y que serán tendencia en la temporada

Adelanto verano 2022: los tragos más refrescantes y que serán tendencia en la temporada

Paleta de cerdo a la parrilla: ¿Cómo prepararla para hacerse un buen sándwich?

Paleta de cerdo a la parrilla: ¿Cómo prepararla para hacerse un buen sándwich?

Ver comentarios