La atención al público no es un trabajo sencillo. En muchas ocasiones, los mozos y restaurantes deben lidiar con maltratos, ruidos y hasta fuertes críticas de los comensales. Sin embargo, en esta oportunidad, el dueño del local no se quedó callado, estalló contra un cliente y dejo a todos boquiabiertos: “esto no es una carnicería donde pedir turno”.

El acceso a Internet permitió que, cada vez, se fortalezca aún más la conexión con otras personas y, mismo, con lugares. Hoy en día, es muy fácil encontrar el restaurante a donde cenaste la noche anterior. Incluso, ver fotos, reseñas y recaudar información sobre el bar.

Comúnmente, los clientes deciden recaudar experiencias previas antes de compartir una comida en el lugar. Estas interacciones en sitios web o guías turísticas especializadas, como TripAdvisor o el mismo Google con su puntuación, pueden incidir fervientemente en sí una persona decide o no consumir en el restaurante.

En esta ocasión, un hombre fue a un bar en Ibiza, España, y generó polémica tras su fuerte reseña al restaurante que no quiso atenderlo. “Me recomiendan este restaurante y me decido a ir a probar la carne que tanto me han recomendado”, comenzó su relato.

“Al llegar, me preguntan para cuántas personas y al saber que estoy solo me dicen que no vale la pena, porque van a tardar una hora para atenderme”, agregó furioso, a través de un comentario en el perfil de Google del local.

Sin embargo, el hostelero del restaurante no dejo pasar la crítica en la web y estalló contra el cliente ¡Mira!

La respuesta del dueño del restaurante

Así como Internet brinda la posibilidad de opinar con respecto a los lugares a donde uno asiste, también da lugar a la respuesta. Esta vez, el hostelero a cargo no se quedó callado: “entiendo que no tiene en cuenta que un restaurante no es la cola de una carnicería donde pide turno para que le atiendan”.

 

“Se atiende primero a las personas que se han molestado en reservar y llegar a su hora y, a los clientes que llegan sin reserva, se los va colando entre reserva y reserva”, explicó el dueño del local, frente a las críticas.

 

Además, sostuvo que “evidentemente es el riesgo que los clientes sin reserva asumen cuando llegan para pedir mesa” y aseguró que, de todas formas, ellos le informan antes de que realice su pedido para que no haya “malentendidos”. “Riesgo que usted no quiso asumir”, fulminó el encargado.

 

Ver comentarios