Un restaurante de la ciudad de Santo Domingo, capital de República Dominicana, quedó envuelto en un escándalo tras ser acusado por discriminación. El hecho ocurrió la semana pasada y se volvió viral por la denuncia pública del esposo de la víctima.

Según relató Ynti Eusebio, el establecimiento gastronómico ubicado en el Distrito Nacional llamado Peperoni no le permitió ingresar a su esposa por tener trenzas.

“Mi esposa estuvo de cumpleaños el pasado 16 del mes en curso y hoy sus amigas quisieron celebrarlo y reservaron en un restaurante del DN llamado Peperoni. Cuando las chicas llegaron a mi esposa no la dejaron entrar porque se hizo trenzas en su pelo y le arruinaron la noche”, publicó.

"Muy bien vestida mi chica, pero se equivocaron de lugar. Allí solo pueden celebrar las pelo fino de blanca tez. ¡Maldito racismo en un país de mulatos y negros!", agregó.

El médico aclaró que con la denuncia no busca “fama”, sino que otras personas no pasen por la misma situación discriminatoria.

El doctor aseguró que el acto de discriminación fue por las trenzas y no por la ropa, ya que inclusive antes de ir al restaurante tanto ella como sus amigas revisaron los códigos del restaurante.

 

En un diálogo radial, uno de los integrantes del programa le leyó al denunciante el mensaje que envía el restaurante a los clientes cuando realizan su reserva: “Yo tengo el mensaje que le envía el restaurante con la confirmación a sus clientes. Con este mensaje queda confirmada su reservación".

"Le informamos que debe llegar su grupo completo para ser sentado. El tiempo para mantener su reserva es hasta 15 minutos después de la hora pautada, pasada el mismo la mesa cederá. El uso de mascarillas es obligatorio, respetuosamente requerimos un código de vestimenta casual-elegante, no se permiten gorras, ni bermudas, ni short, ni escotes pronunciados, jean rotos. Aun teniendo la reserva si no cumple con nuestro código de vestimenta no será aceptado, dice el supuesto mensaje.

Luego de escuchar el supuesto mensaje, Eusebio dijo que es falso y sostuvo que el “párrafo final se lo añadieron”. Además, sostuvo que ella no violo el código.

La mujer que fue discrimina en el restaurante por tener trenzas.

Tras el incidente, el abogado Yan Carlos Martínez Segura recordó en Twitter lo que dice la ley sobre el derecho de admisión a lugares públicos: "En el país existe la resolución 51 emitida por la Procuraduria de la República desde año 2013, en la gestión procurador Francisco Domínguez Brito, la cual prohíbe exigir requisitos que violen dignidad humana entre ellos tipo de peinado".

Luego de la viralización, el caso siguió el camino judicial. El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) informó el pasado miércoles que citó al administrador del restaurante Peperoni debido la denuncia realizada por una joven a la que supuestamente no le permitieron entrar a ese establecimiento por tener trenzas. 

“Hemos procedido a citar al propietario y al administrador del restaurante Peperoni en ocasión de la investigación que se sigue con relación a la denuncia hecha por una joven a la que no se le permitió entrar a ese establecimiento”, informó el organismo a través de las redes sociales.

Por su parte, el abogado Emilio López, representante de la joven agraviada, subrayó que con el caso "buscan una reivindicación social, no solo para las partes involucradas, sino para todos los dominicanos".

Ver comentarios