Depende el país del mundo al que uno vaya, dejar propinas o no a los mozos en los restaurantes es obligatorio u opcional. Por ejemplo, Brasil es uno de los países que incluye en la cuenta de bares y restaurantes el monto de la propina y es de caracter obligatorio. Es un 10% y aparece con el nombre de “serviço” en el ticket, que se puede completar con una propina adicional.

O en Estados Unidos, donde, si bien no está estipulado por ley, abonar alrededor de una quinta parte adicional a la factura es una costumbre tan habitual y está tan arraigada en la cultura que se tornó moralmente obligatoria, sin importar si el empleado te atendió de forma amable o si fue descortés.

En el país norteamericano, la factura incluye un recordatorio ("propina sugerida: 18%, 20% o 22%") o incluso el establecimiento agrega el recargo en concepto de "servicio" y da al cliente la opción de ampliar el monto. 

 

En Argentina, el hecho de dejar propina no es obligatorio pero, al igual que en muchos países del mundo, es una costumbre muy arraigada. El valor es del 10% del total consumido. 

Con este telón de fondo, es que un usuario de Twitter que compartió a través de una publicación un ticket de un restaurante al que fue a comer. En el mismo, se podían ver los consumos hechos, como “empanada de carne por $250”, “papas con cheddar por $900”, “ensalada Caesar por $1400”. 

Más abajo, se puede ver un ítem que dice “propina del 10% por $1970”, que fue colocado en el medio de los demás consumos, dando un monto total de $21660. “Método SPP: si pasa, pasa”, escribió el usuario @PabloSabbatella de la red social del pajarito, acompañado con una fotografía del ticket, haciendo alusión a que el hecho de haber colocado el porcentaje de propina de forma arbitraria y en el medio de los otros consumos fue adrede, para intentar camuflarlo. Y agregó: “Lo que está mal es que te lo escondan en la mitad de la cuenta”.

Enseguida, se generó un debate entre los internautas sobre si la propina debería ser o no obligatoria, y por qué: “De más está decir que estoy en contra de dejar propinas. Aunque lo haga a veces. El ingreso del personal es cuestión del personal y el empleador. Yo voy a un lugar que incluye plato, preparación, ambiente, servicio, etc. No tengo porqué pagar sobresueldos o ser socio del dueño”, opinó @patitocafe_ar.

“En Japón dejar propina es una falta de respeto, así que corten con eso de que está bien porque acá o allá lo hacen, cobrá lo que tenés q cobrar, pagá los sueldos bien y dejá que yo elija si doy propina. Si me atendés con cara de culo o la comida es una bosta no te dejo nada”, sumó @GALUJE.

Por su parte, @luismaguirre se posicionó: “Lo correcto es que te atiendan bien. Si el mozo es malo, el dueño debe echarlo. Si el sueldo es malo, que le pague lo justo. La propina es un insulto. En las zapaterias, el vendedor debe recibir propina? El chófer del colectivo? Es ridículo”.

“En todas partes del mundo te ponen la propina en la cuenta (y siempre al final), pero primero te consulta si querés que te incluyan la propina...Lo que está mal acá es que te la metan de cayetano y en medio de la cuenta”, criticó @Hernan30.

Ver comentarios