Actualmente, las redes sociales solamente hablan de un tema: el álbum del Mundial de Qatar 2022. El país está completamente revolucionado con el evento futbolístico y el lanzamiento del álbum y las figuritas del gran acontecimiento. 

Hay cientos de memes, publicaciones y posteos que muestran las reacciones de la gente que encuentra entre los paquetes la figurita de Messi, por ejemplo. También se realizan grandes propuestas de dinero para conseguir a ciertos futbolistas de renombre y la obsesión por completarlo se convirtió en una locura.

 

Es indudable que el fanatismo por el fútbol en Argentina es algo único que no se repite a nivel mundial. El amor por la camiseta y la pasión por el juego cada día aumenta un poco más, ya que el evento más importante de este deporte sucederá en pocos meses. En esta ocasión, la admiración por los jugadores y la esperanza de consagrarse como campeones, produjo que millones de individuos hicieran cosas completamente locas con tal de completar las imágenes del libro de la competencia deportiva. 

 

Una joven llamada Macarena Pineiro publicó en su cuenta de Twitter la reacción que tuvo un kiosquero cuando ella fue a cargar la sube. “Entré a un kiosco y dije “hola te hago una consulta” y el tipo derrotado directamente me dijo “POR DIOS NO TENGO MÁS FIGURITAS DEL MUNDIAL”. Jajaja hermano te banco pero yo quería cargar la sube”, dice en el posteo.

"Por Dios, no tengo más figuritas del Mundial".

El stock de figuritas es cada vez menor y los kiosqueros están indignados porque no reciben la cantidad de paquetes adecuados para vender y cada vez tienen más reclamos de la gente que está desesperada por comprarlos.

 

Rápidamente, su publicación se viralizó y decenas de personas comentaron y reaccionaron el tuit. “Lo entiendo ..de 10 ..8 preguntan lo mismo”, “Yo laburo en un puesto de diarios, desde el viernes estoy igual”, “Me pasó algo similar, pero yo iba a buscar figuritas para mi hermanito jajajaja. Se estaba volviendo loco el tipo porque iban todos a preguntarle y el proveedor se atrasó”, “Dios hace días vengo sufriendo esto, por favor hasta tuve que averiguar adónde vendían para decirles y que no volvieran a molestarme más”, fueron algunas de los comentarios que apoyaban al vendedor.

Ver comentarios