Cada vez son más las personas que castigan a los restaurantes si no reciben un buen trato. Los comentarios en plataformas como Google o TripAdvisor están en auge, pero también suelen desatar polémicas. Por ejemplo, la historia de la mujer que se confundió, "castigó" a un bar por error y se volvió viral.

Todo comenzó el pasado martes, cuando el bar El tanque de oro, ubicado en la ciudad de Murcia (España), recibió una inesperada crítica de una clienta, que además le otorgó la peor puntuación disponible: una estrella sobre cinco.

"Estaba replanteándome si escribir esta reseña o no, pero es que el trato que recibimos fue horrible", sostuvo la comensal, identificada como María Carmen.

 

"Éramos un grupo de 8 personas, de las cuales solo consumimos 7, y se nos echó en cara de muy mala manera y con amenazas con echarnos del lugar si la octava persona no consumía nada", relató la mujer.

"Me parece de muy mal gusto e irrespetuoso que siendo un grupo tan grande en el cual estábamos consumiendo mucha bebida (jarras, cervezas y chupitos) obligasen a alguien a pedirse un pincho de tortilla para que no nos quitasen la mesa xd", concluyó.

Sin dudas el comentario le hizo ruido al dueño del lugar, ya que se trata de un bar que no sirve comida y además está temporalmente cerrado por vacaciones. "Buenos días Carmen, estamos de vacaciones desde el día 30 de julio, y abrimos en pocos días, no tengo tortilla en el local, solo vendo bebida, revisa bien a quien le quieres poner esta reseña", contestó el propietario.

 

Y continuó: "Porque te has confundido de local, repito no tengo TORTILLA, NI NINGÚN TIPO DE COMIDA, Y ESTAMOS DE VACACIONES, así que dudo que los hechos que comentas sean en mi local".

El insólito diálogo llegó a Twitter gracias al hermano del propietario, pues el joven se encargó de enviárselo a la cuenta @soycamarero, especialista en este tipo de casos.

El insólito diálogo fue furor en Twitter.

La publicación recibió una ola de comentarios y muchos usuarios contaron que este tipo de errores son muy comunes, ya sea de forma voluntaria o involuntaria. "En donde trabajaba antes nos reseñaron diciendo que el camarero de la cafetería era un maleducado y que se quitaba los mocos y con las manos te ponía los vasos... No teníamos cafetería, era un almacén de materiales", contó un usuario.

Mientras que otra persona sostuvo: "Esto está pasando mucho. Reseñas inventadas no sé si para hacer la gracia o que, pero he visto bastantes, sobre todo en Google".

 

Ver comentarios