Las cenizas de Lemmy Kilmister, líder de Motörhead, que falleció el 28 de diciembre de 2015 a causa de un cáncer, fueron colocadas en casquillos de bala como una de sus últimas voluntades para ser entregadas a sus amigos más cercanos.

Riki Rachtman, presentador del programa Headbangers Ball de la cadena televisiva MTV, compartió en Twitter una foto de su bala, y lo mismo hizo el ex tenista australiano Pat Cash.

Antes de su muerte, Lemmy pidió que metieran sus cenizas en algunas balas y se las entregaran a sus amigos más cercanos. Hoy he recibido una bala y literalmente me ha hecho llorar. Gracias MOTÖRHEAD", escribió Rachtman.

Por su parte, Cash compartió una foto el 27 de febrero en su cuenta de Instagram tomada en el Rainbow Bar & Grill, el bar favorito de Lemmy.

Kilmister murió en 2015 victima de un cáncer.

"Lemmy (RIP) de Motörhead pidió que sus cenizas fueran depositadas en algunas balas y entregadas a sus amigos más cercanos, anoche le llegó una a mi compañero mientras estábamos cenando en el bar de Lemmy, el Rainbow", comentó.

Una publicación compartida de Pat Cash (@therealpatcash)

En tanto, el músico Whitfield Crane, líder de Ugly Kid Joe, recibió una bala que decía: "Todos sabemos que Lemmy conocía a muchas personas, pero eran pocas a las que consideraba amigos y menos aún a las que consideraba familiares. Siendo una de esas personas a las que él consideraba familia, nos gustaría compartir un pedacito de él contigo. Lemmy tocó todas nuestras vidas de una manera que no creemos que ninguno de nosotros pueda olvidar, pero con estas cenizas no solo conservas los recuerdos que tienes, sino que también lo mantienes contigo para siempre. Él era Lemmy. Tocó Rock 'n' Roll. No lo olvides".