Un acaudalado empresario chino llamado Yu Xu esta llevando adelante una demanda judicial contra una empresa de acompañantes internacional con sede en la ciudad australiana de Sydney, porque asegura que pagó 3,7 millones de dólares australianos (unos 2.882.263 de dólares estadounidenses) para pasar una noche de sexo con la actriz estadounidense Megan Fox y con las top models Candice Swanepoel y Yang Ying.

Los abogados que defienden al hombre que asegura haber sido estafado, aseguran que "estaba acordado que si el Sr. Xu pagaba la suma de 3,7 millones de dólares, la agencia proveería a Megan Fox, Candice Swanepoel and Angelababy (Yang Ying) como escorts para servicios sexuales".

La cuantiosa cantidad de dinero se habría abonado en su totalidad en agosto de 2014, pero el denunciante aclaró que desde la empresa le dijeron que las mujeres nunca pudieron llegar.

Según medios australianos, el hombre pagó inicialmente 24 mil dólares para reservar la fecha y luego fue abonando cuotas de 500 mil dólares hasta llegar a la cifra total.

El estafado empresario planteó una demanda por incumplimiento, conducta engañosa y enriquecimiento ilícito; ademas de pretender la devolución total del dinero invertido.