En la localidad inglesa de Windsor, Berks, un gerente de aviación y su mujer pasaron una semana sin saber que eran millonarios. El boleto tenía un pozo de 21 millones de libras esterlinas que fueron acreditados a su esposa, Donna de 48 años, quien compró el boleto.

David Stickley, de 58 años, se dedica a llenar los tanques de los aviones en el aeropuerto de Badvock y ahora celebra el increíble hallazgo. Donna, siempre compró los mismos números "de la suerte" en su camino al bar de su ciudad.

"El sábado pasado, mi 'otra mitad' me llamó al trabajo y todo lo que pude escuchar fue una respiración entrecortada, como si algo estuviera mal, ella estaba muy nerviosa. Solo atinó a decir que me pusiera en contacto con la lotería Camelot, porque habíamos ganado algo", explicó David.

David y Donna son los máximos ganadores del año.

Su mujer volvió a llamarlo más calmada y le dio la noticia: "Comprobé en Internet y creo que ganamos 2 millones de libras esterlinas, pero no lo sé con certeza".

David le pidió que fuera ella misma y verificase de nuevo porque él se encontraba en el trabajo. Luego, le envió un mensaje de texto con la cantidad que había en Internet, pero había leído la cantidad equivocada, no eran 2 millones sino 21.

La pareja con su cheque.

Donna, ingeniera, explicó a los medios locales que todavía no decidieron que hacer con semejante cantidad de dinero. Por el momento, lo usaran para atender a los padres de David que atraviesan un momento de salud difícil.

Luego de ocuparse de saldar cuentas, planean comprarse un auto nuevo y viajar por un largo tiempo por el mundo. "Donna quería algunas ollas y sartenes nuevas cuando nos casamos y nunca se las pude comprar", bromeó el nuevo millonario.

La pareja con más de 20 años de casados compró su boleto ganador en la localidad de Slough y los números ganadores de Lotto del sorteo fueron 1, 15, 21, 30, 35 y 44. Ellos son los ganadores de lotería más importantes del año, superando a la familia de Gloucestershire que ganó 18 millones de libras esterlinas.