Un pug fue encerrado por su dueño en la jaula de un leopardo, de gran tamaño, a quien no dudó en atacar. 

Lo que nadie se imaginó es la reacción del can, que se defendió a los mordiscos ante el felino, que pareció no sentir las agresiones.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de la grabación, fue que luego de la pelea, el perro intentó mantener relaciones sexuales con el mamífero.

El video subido por el usuario de Facebook "Expreso", disparó todo tipo de comentarios en las redes sociales en contra del hombre que provocó este conflicto entre los animales, aunque otros se volcaron por dar su parecer sobre el sorprendente final.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

La Iglesia recuerda a San Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos