En los últimos años, el auge de las apps de delivery convirtió a los pedidos a domicilio en algo de casi todos los días. Sin embargo, a veces las cosas no pueden salir de acuerdo a lo esperado, como la mujer que pidió una hamburguesa en una reconocida cadena de comida rápida y se volvió viral por su asqueroso hallazgo.

El hecho ocurrió el pasado 19 de enero en Chelsea, al suroeste de Londres (Inglaterra), y la protagonista fue una mujer llamada Natalie Oxford, que decidió compartir lo ocurrido en su cuenta de Twitter.

Natalie, de 39 años, utilizó la plataforma JustEat para pedir una de las icónicas  hamburguesas de una de las marcas más importantes del mundo para ella y su hijo Félix, de 16 años. El pedido llegó a su casa con aparente normalidad, pero cuando lo abrió, se sorprendió al descubrir que alguien había dado un mordisco.

"Ok… Me ha llegado mi hamburguesa con queso y parece que alguien le hubiera dado un bocado... ? @JustEatUK #WTF", denunció Oxford estupefacta en un tuit, adjuntando una imagen en la que se puede ver que efectivamente le faltaba un pedazo.

Según Mirror, Oxford indicó que la comida llegó en una bolsa sellada, por lo que le resultaba lógico pensar que el pedido había salido en esas condiciones desde el restaurante de comida rápida, pero la empresa negó que la hamburguesa hubiera sido "manipulada" en su restaurante.

Por su parte, JustEat respondió a la queja de la mujer con un comentario en la misma plataforma, que decía lo siguiente: "No nos agrada ver esto. Nos encantaría echarle un vistazo más de cerca, así que cuando puedas, envíanos un mensaje privado con tu número de pedido y nos ocuparemos del caso".

 

Pese al desagradable suceso, la mujer contó que a su hijo no le importó tanto: "Dijo que le cortara la parte mordida para que se comiera la otra mitad, pero tiré la hamburguesa. Afortunadamente, había pedido otras cosas, así que aún pudo comer algo", concluyó.

El ticket del pedido fue de 14,97 libras esterlinas, es decir, casi $2100. No obstante, en un mensaje directo a Natalie, un vocero de Just Eat señaló que, por lo general, los reembolsos deben acordarse con el restaurante, pero en este caso decidieron "salirse del proceso habitual" y emitir un reembolso completo, así como una nota de crédito de £ 10 "como muestra de buena voluntad por los problemas causados".

Ver comentarios