El hecho ocurrió en la ciudad rusa de Omsk. (Captura)

Un ruso transmitió su intento de suicidio a través de la red social Instagram, sus amigos recibieron la notificación, reconocieron el lugar donde iba a concretar el hecho y lograron salvarle la vida. El afectado recibe atención médica.

El hecho ocurrió en la ciudad rusa de Omsk. Un hombre le mandó mensajes a sus familiares amigos despidiéndose, apagó su celular y dejó de contestar. Ante el accionar, su esposa denunció su desaparición ante la policía.

Un día después, el hombre decidió encender su teléfono, realizó una transmisión en vivo en la que volvía a dejar un mensaje a sus allegados y manifestó su deseo de quitarse la vida.

Sin embargo, Instagram avisó a los seguidores del hombre que estaba haciendo un video, reconocieron desde dónde estaba grabando y fueron a salvarlo. El afectado permanece en un centro médico situado en Omsk.