Se trata de Yevgenya, una estudiante de 19 años que se desnudó en un boliche ubicado en la localidad rusa de Troitsk, luego de que le prometieran a cambio el recientemente lanzado iPhone X.

La joven no solo fue engañada recibiendo a cambio unos míseros auriculares sino que para colmo, el video se viralizó por las redes sociales y las autoridades de la Universidad de Pedagogía a la que asiste decidió expulsarla de por vida.

La joven contó que decidió participar después de ver a los hombres haciendo lo mismo. “Estábamos disfrutando, tomando algo, cuando la competencia comenzó. El presentador empezó con los chicos y luego fue mi turno”, confesó.

Su madre, Elena, señaló que “ella es grande para tomar sus propias decisiones, pero a veces hace lo que los demás le dicen. Ya no tiene 15 años, debería pensar con su propia cabeza”.