Un caso de robo de identidad ha conmocionado a Missouri, en Estados Unidos. Es que una mujer de 45 años se hizo pasar por su hija de 22, entró en la universidad, sacó la licencia de conducir e incluso salió con dos chicos de la mitad de su edad que nunca notaron el engaño.

La mujer, llamada Laura A. Oglesby no mantenía una buena relación con su hija Lauren, por lo que decidieron distanciarse. La mayor, se mudó de Jonesboro, Arkansas en donde vivían, hacia Missouri y fue allí en donde decidió comenzar una nueva vida, aunque robada.

¿Cómo le robó la identidad a su propia hija?

Había conservado una tarjeta de Seguridad Social a nombre de su hija y con ella le resultó sencillo sacar su carnet de conducir. Pero todo se le fue yendo de las manos y la mentira comenzó a crecer a pasos agigantados.

 

Para que el engaño fuese creíble, además de una ventaja genética de aparentar menos edad, cambió su forma de vestir, de peinarse y maquillarse. El siguiente paso fue inscribirse en la Southwest Baptist University en Missouri. 

Laura se anotó en la Southwest Baptist University en Missouri y pidió préstamos estudiantiles a nombre de su hija.

Hasta el momento no se difundió si comenzó a cursar aunque todo indica que sí. Más allá de eso, solicitó préstamos y subvenciones para estudiantes que nunca pagó. Además, mantuvo relaciones con dos jóvenes diferentes, en distintos momentos, y ambos declararon que jamás se imaginaron que Laura podía tener en realidad 45 años.

Cómo descubrieron que estuvo suplantando la identidad de su hija

El caso ha ganado gran popularidad en Estados Unidos debido a que sorprendentemente logró mantener la farsa durante dos años. Incluso, había llegado hasta un matrimonio que ayuda a mujeres necesitadas, Avery y Wendy Parker, quienes la recibieron en su propio hogar.

Ellos también declararon que aunque decía tener 22, actuaba de forma mucho más inmadura. “Ella era una chica tonta y vertiginosa. Tenía 22 años pero actuó como si tuviera 17. Me esfuerzo mucho por ver a Laura, de 45 años, para poder odiarla; pero todo lo que puedo ver es a Lauren de 22 años, a quien solo quería ayudar”, explicó la mujer.

El Departamento de Policía de Mountain View arresto a Laura tras descubrir que trabajaba en la biblioteca de la ciudad.

Finalmente, fue capturada en 2018 cuando las autoridades policiales de Arkansas se comunicaron con el Departamento de Policía de Mountain View. Así descubrieron que estaba trabajando en la biblioteca de la ciudad y fueron a arrestarla.

Recientemente fue condenada a cinco años de prisión por robo de identidad, fraude financiero y un fraude de más de 25 mil dólares.

Ver comentarios