Fue tan contundente como lo había sido el sábado, donde hizo la pole y ganó la carrera clasificatoria. Por eso, se floreó en un circuito tan pintoresco como complicado como Potrero de los Funes. De esta manera, Bernardo Llaver (Chevrolet Cruze) cerró uno de los mejores fines de semana de su carrera al imponerse sin discusiones en esta 4a fecha del Súper TC 2000.

De arranque, el mendocino impuso condiciones: picó en punta y puso distancia sobre sus perseguidores, los veloces Martín Moggia (Renault Fluence) y Julián Santero (Toyota Corolla), a tal punto que ni siquiera las neutralizaciones atentaron contra la victoria de Berni. "Las largadas fueron clave. Pude picar bien y cuando vi que le hice medio auto a Moggia, frené bien para acelerar antes. A partir de ahí pude hacer diferencias y fue muy tranquilo", afirmó Llaver.

El espectáculo llegó de la mano de dos experimentados: Matías Rossi (Toyota Corolla) y Agustín Canapino (Chevrolet Cruze). El Granadero remontó desde el puesto 21 de largada para conseguir un valioso 5° lugar, mientras que el Titán partió 14° y arribó 6°. Otro que se destacó fue Matías Milla que, con el Fluence del Sportteam, terminó 4°.

El que tuvo una opaca carrera aunque sigue firme en la cima del campeonato fue Facundo Ardusso (Renault Fluence), que concluyó 9° (había largado 7°). En las teloneras, Nicolás Moscardini se llevó el triunfo en la Fórmula Renault 2.0, mientras que Lucas Vicino llegó 5° y lidera el campeonato con 140 puntos. Mientras tanto, Daniel Belli volvió a la victoria en la Fiat Competizione, cuyo campeonato es liderado por Gabriel Da Rold (llegó 2°) con 111 unidades.