La selección argentina de fútbol completó este jueves su primer jornada de doble entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Barcelona, con el capitán Lionel Messi en el centro de la escena, tomando la iniciativa y ejercitándose incluso una hora antes junto con Sergio Kun Agüero y Ángel Di María

La ansiedad por ponerse manos a la obra hizo que Messi, Kun y Fideo se adelantaran al resto de compañeros en la mañana de este viernes y acudieran sobre las 9 hora local (4 de Argentina) a la Ciudad Deportiva Joan Gamper, para “hacer uso de las instalaciones”, según fuentes de la AFA. 

Los acompañó el Profe Jorge Desio, quien monitorea el estado físico de los jugadores de la selección cuando faltan 13 días para el debut mundialista ante Islandia. 

Los tres cracks realizaron actividades en el gimnasio donde habitualmente trabajan los jugadores del primer equipo de Barcelona. Luego se unieron al resto del equipo en el entrenamiento que se llevó a cabo en campo de césped natural en el que suele entrenar el equipo juvenil del Barca. Allí realizaron ejercicio de fuerza, de acuerdo con las imágenes difundidas por la AFA. 

Por la tarde, bajo un sol brillante, los jugadores, bajo las órdenes de Jorge Sampaoli, volvieron a ejercitarse en el mismo campo de juego, que tienes las dimensiones del Camp Nou. 

Durante los 15 minutos abiertos a la prensa, los jugadores hicieron una entrada en calor de baja intensidad, con piques cortos, y luego realizaron “rondos”, en un clima bastante relajado. 

Messi trabajó en ejercicio de control junto con Tagliafico, Di María y Lucas Biglia, quienes serán claves a la hora de la recuperación del balón y en el momento de encontrar claridad a la hora del armado del juego. 

Ya a puertas cerradas, divididos en dos grupos, en un ensayo de fútbol, llevaron a cabo movimientos tácticos once contra once ante sparrings.

Entre las pruebas que tiene en mente Sampaoli, quizás no para el debut, está la posibilidad de jugar con Pavón y Di María de extremos. Otras de las variantes que está evaluando es si jugar con doble cinco, con Biglia y Javier Mascherano, o Mascherano y Lo Celso. Por otro lado, en defensa, probó a Mercado con Otamendi. 

La selección volverá a trabajar el próximo sábado por la mañana. Entre los entrenamientos, los jugadores tendrán tiempo libre, que probablemente Messi utilice para regresar a “casa”, mientras el resto podrá visitar a amigos o pasear por la ciudad condal, donde muchos de ellos, probablemente, pasen desapercibidos.