El entrenador de Racing, Eduardo Coudet, consideró que su equipo “le sacó la pelota al rival y manejó el partido” en el empate por 1 a 1 ante Universidad de Chile, en Santiago, por la segunda fecha de la Copa Libertadores, aunque admitió que con la expulsión de Diego González “se hizo difícil”. 

Coudet reconoció que “hay que mejorar los arranques del partido, porque costó un gol en contra”, y refirió que luego su equipo “mereció la ventaja pero erró goles y en el segundo tiempo no se sufrió hasta la expulsión”. 

“Dejamos bien en claro que queríamos ganar, le sacamos la pelota, manejamos el partido, pero con diez jugadores pensé en dejar los delanteros porque ellos trasladaban mucho con los centrales”, analizó el 'Chacho', y señaló que “la copa es difícil y de visitante es más duro aún”.

 

Fuente: Télam