El presidente electo, Alberto Fernández, participa en el Centro Cultural de la Cooperación, avenida Corrientes 1543, junto al dirigente chileno Marco Enríquez Ominami, de la presentación del libro “Política y elecciones en América Latina. Una guía progresista para campañas electorales”, de las autoras Gisela Brito y Ava Gómez Daza.

En ese marco, consideró que "es un día aciago" por el "golpe de Estado" en Bolivia, donde "se interrumpió la democracia y se produjo un enfrentamiento y una enorme crisis social que no se sabe donde termina", y aseveró que "no hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo".

Fernández agradeció a los presidentes de México, Perú y Paraguay (Manuel López Obrador, Martín Vizcarra y Mario Abdo, respectivamente) por su colaboración para asilar y ayudar al ex presidente de Bolivia, Evo Morales.

"Es una muy mala jornada. No es un lindo día para los que queremos que la democracia se afiance entre nosotros. No hay ningún ejército que haya liberado a un pueblo. Ha habido un golpe de Estado en Bolivia, para que nadie se confunda", sentenció el mandatario electo.

Tras sostener que "es un día aciago" por los hechos de Bolivia, alertó que en ese país se desató "un enfrentamiento y una enorme crisis social que no se sabe donde termina".

En Bolivia, insistió, "se interrumpió la democracia" y sostuvo que "gracias a Dios existe la solidaridad de presidentes y de pueblos latinoamericanos que fueron en socorro del agredido, que se llama Evo Morales".

En ese sentido, destacó que "tenemos que tener una enorme gratitud con el presidente López Obrador", el mandatario mexicano que dio asilo a Morales, y enfatizó que ese país también acogió a argentinos "perseguidos" durante las dictaduras.

El mismo agradecimiento hizo extensivo al peruano Vizcarra por autorizar el espacio aéreo para que un avión vaya a buscar a Morales y al paraguayo Abdo por también ofrecer asistencia al ex presidente boliviano

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy la Inmaculada Concepción de María.

La Iglesia recuerda hoy la Inmaculada Concepción de María

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

Stiglitz le dio una mano a Guzmán y y ya habló con el FMI

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos