Un grupo de madres y padres de niños con autismo de Jujuy impulsan una campaña que promueve la instalación de "arbolitos azules" en hogares donde haya personas con dicho síndrome, para que vecinos no tiren pirotecnia y los ayuden a disfrutar también de las fiestas de fin de año.

La iniciativa apunta además a generar conciencia sobre el sufrimiento que provoca el uso de la pirotecnia sonora en las personas con autismo, por lo que también se distribuirá folletería en las distintas localidades donde residen, según dijo Elizabeth Aybar, una de las mamás involucradas.

Un arbolito, coronas navideñas o cualquier otro objeto azul, que es el color símbolo de las personas con síndrome de autismo, colocado en las puertas de las casas será la señal para que los vecinos puedan saber que en ese hogar hay un niño o una persona adulta con autismo.

Un arbolito, coronas navideñas o cualquier otro objeto azul, que es el color símbolo de las personas con síndrome de autismo, colocado en las puertas de las casas será la señal para que los vecinos puedan saber que en ese hogar hay un niño o una persona adulta con autismo.

El objetivo es que por solidaridad no se use pirotecnia sonora, con la merma de la cantidad de cohetes que se tiran y también los horarios en los que se lo hace.

"Que de a poco, una, dos, tres familias se vayan sumando y no tiren cohetes para nosotros ya es mucho y de gran ayuda", aseguró Aybar y explicó que ponen el acento en las fiestas de fin de año porque el volumen de fuegos artificiales que se tira es mayor que en otros eventos, en los que también esperan que no se use pirotecnia.

Agregó que en las fiestas se enfrentan a que "no solo se tiran cohetes minutos después de las 12, sino que sucede intermitente hasta altas horas de la madrugada y hasta la jornada siguiente".

Sobre cómo afecta el uso de pirotecnia a las personas con autismo, Aybar explicó que "aquellos que tienen hipersensibilidad auditiva, sufren taquicardias, sudoración y un estado nervioso crítico, pudiendo llegar a convulsionar o darle un ataque al corazón".

Sobre cómo afecta el uso de pirotecnia a las personas con autismo, explicó que "aquellos que tienen hipersensibilidad auditiva, sufren taquicardias, sudoración y un estado nervioso crítico, pudiendo llegar a convulsionar o darle un ataque al corazón".

Además, por el estado en el que caen hasta pueden "lesionarse o autolesionarse de diferentes maneras, ya que les duelen los oídos y la cabeza y no entienden por qué".

Sobre lo que puede llegar a ocurrir, puso de ejemplo que en su caso tiene un hijo de cinco años, llamado Juan, al que pueden contener por ser todavía chico, pero no pasa lo mismo con jóvenes o adultos.

Recordó que en el pasado mes de septiembre en la ciudad de San Salvador de Jujuy, durante la Fiesta Nacional de los Estudiantes, se tiró pirotecnia y "un adolescente con autismo se encerró en el baño de su casa y se quiso cortar las orejas por el dolor que tenía, aunque gracias a Dios no llegó a hacerlo".

Finalmente, sobre la implementación de una ley de pirotecnia cero en la provincia, Aybar comentó que recientemente se reunieron con el vicegobernador provincial, Carlos Haquim, quien asumió el compromiso de impulsarla, pero que, de momento, no encontró espacio en la Legislatura para ser tratada.

La iniciativa en Jujuy se realiza en coincidencia con la campaña a nivel nacional "Más Luces, Menos Ruidos" por festejos sin pirotecnias.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

"El alma de las flores", el libro de Viviana Rivero que podés adquirir en www.cronishop.com.ar

Lecturas de verano: dos generaciones atravesadas por un mismo destino

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos