Un incendio de grandes proporciones tuvo lugar en una fábrica de adhesivos, los cuales contienen elementos inflamables, de la localidad bonaerense de San Justo, donde participaron 20 dotaciones de bomberos de diversos cuarteles de la zona, que tuvieron que cortar el vecindario por 3 cuadras a la redonda para llevar adelante el operativo. En tanto, se registraron 5 heridos con lesiones leves que fueron derivados por precaución a un hospital zonal.

El siniestro tuvo lugar pasadas las 6 de este miércoles en la planta Belcar S.A., ubicada en el cruce de las calles Ignacio Arieta y Matheu, cuando por causas que investigan los peritos policiales, el fuego comenzó a tomar la zona del depósito del establecimiento en el cual habían solventes, tintas, adhesivos, diluyentes y barnices, entre otros objetos inflamables.

Seguido de esto comenzaron los fuertes explosiones que se escucharon a varias cuadras a la redonda, y con ella, causaron la destrucción de portones, toldos, vidrios y una gran sensación de temor en le vecindario que hacía prever una catástrofe. De hecho, algunos de los moradores del barrio comenzaron a autoevacuarse y más tarde, fueron los bomberos los que realizaron esa tarea y cerraron el perímetro en 300 metros a la redonda.

Uno de los vecinos del lugar, llamado Roberto, le comentó a Crónica que “fue terrible la explosión que escuchamos, parecía como si hubiera caído una bomba. Vivo a 10 cuadras de la fábrica donde pasó el hecho, y el sonido se escuchó de forma nítida”.

Hay que destacar que en el operativo participaron 20 dotaciones de bomberos de las localidades de Morón, San Justo, Ramos Mejía y otros cuarteles que dispusieron de 50 efectivos que llevaron adelante el operativo, además de oficiales de la comisaría 1° de San Justo y varias ambulancias del SAME.

En tanto, la fábrica (de unos 20 metros por 150 de largo) sufrió gran parte de la destrucción sobre todo en el sector del depósito pero ese fuego no alcanzó a expandirse a las viviendas cercanas, aunque sí a un rodado que estaba en la puerta del establecimiento. Cabe destacar, que un centro de rehabilitación de discapacitados tuvo que transportar a sus integrantes a otro lugar como medida preventiva.

Otro morador del barrio, de nombre Carlos, argumentó sorprendido que “mi casa está a metros de la fábrica incendiada y puedo decir que se movió todo el vecindario. Es un establecimiento muy grande y a pesar que vivo acá hace 40 años, nunca había existido un incendio en ese lugar. Lo importante es que la gente se encuentre bien”.

En tanto, personal de Metrogas y Edesur cortaron los suministros de gas y electricidad respectivamente, para evitar cualquier tipo de fuga que complicara la situación. Con relación a las personas heridas, hubo cinco personas con principio de asfixia (entre ellas dos bomberos) que por precaución fueron llevadas a un hospital de la zona para recibir las correspondientes atenciones.