Un padre e hijo murieron luego de que el Chevrolet Corsa en el que viajaban fuera embestido por un Chevrolet Cruce en el que cinco jóvenes en estado de ebriedad se trasladaban a toda velocidad.

El hecho se produjo a la altura de Avenida Rivadavia al 14.600, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía, en el partido de La Matanza, en una zona de boliches.

 



Las víctimas fatales, que se dirigían sentido a Capital, tenían 30 y 74 años. El hijo perdió la vida en e l acto, mientras que el padre murió en el Hospital de Haedo.

Los autores del hecho, de entre 20 y 25 años, se encuentran ilesos y fueron demorados por la policía. Luego de las actuaciones pertinentes, sólo quedó detenido el conductor.

El auto que provocó la mortal colisión iba sentido a Provincia y se habría cruzado de carril al intentar esquivar un montículo de tierra y escombros que ocupaba uno de los carriles de la avenida.

 

Así quedó el auto en el que viajaban las víctima fatales (Jonatan Moreno/Crónica).
El vehículo en el que se trasladaban los cinco jóvenes borrachos (Jonatan Moreno/Crónica).
Una panorámica impresionante (Jonatan Moreno/Crónica).
Escalofriantes detalles del auto de las víctimas (Jonatan Moreno/Crónica).
Muerte y destrozo sobre la Avenida Rivadavia (Jonatan Moreno/Crónica).
Los vecinos no salen de su asombro por el brutal accidente (Jonatan Moreno/Crónica).