Por Ana Breccia

@anabreccia

Caminar y correr regularmente no es sólo una manera de disminuir el estrés y la ansiedad. No solo mejora la salud del cuerpo, evitando enfermedades como la diabetes y problemas cardiovasculares, también es una forma de evitar algunos tipos de cáncer, entre ellos, el cáncer de mama.

Estudios muestran que mujeres que practican deporte regularmente, más de tres horas por semana, disminuyen en un 30% el riesgo de cáncer de mama, independiente de sus antecedentes familiares.

La Fundación Mandinga Tattoo, que realiza en forma gratuita la reconstrucción de las areolas mamarias a mujeres que tuvieron cáncer, convoca a la primera "caminata rosa de concientización" que se realizará en el barrio porteño de Lugano este domingo "para honrar la vida y concientizar sobre la lucha contra el cáncer mediante el diagnóstico temprano de la enfermedad".

La caminata se realizará este domingo desde las 10 y comenzará en Murguiondo 4116, y finalizará en la plaza de la Estación Lugano, con bandas que tocarán en vivo como Bandana, invitados especiales y sorteos.

Diego Starópoli es un reconocido tatuador de 46 años, fundador de Mandinga Tattoo Studio, uno de los locales más famosos en este rubro, y este año debuta presentando en sociedad la Fundación: es la primera vez que llevan adelante un evento masivo de este estilo y esperan que concurra mucha gente. "Por la repercusión que está teniendo la caminata del domingo, esperamos que venga mucha gente. El Gobierno de la Ciudad nos acompaña con todos los permisos y nos lleva de la mano porque no conocemos mucho del tema. Lo declararon como evento masivo, asi que probablemente se sumen muchas personas", aseguró en diálogo con Cronica.com.ar.

LEE TAMBIÉN: Así ayudan los cordobeses a controlar el fuego en Mina Clavero

Además, cuenta su historia, la que lo impulsó a ayudar gratuitamente a mujeres que tuvieron cáncer de mama. "Empecé tatuando mujeres en homenaje a las de mi familia; mi mamá, mi abuela y mi tía, quienes padecieron cáncer de mama. Al día de hoy llevo tatuando a mil mujeres. Hay que tomar conciencia que esta enfermedad no distingue clases sociales, ni edades. Caminemos todos juntos para que no le gane a ninguna mujer más", manifestó Starópoli. 

"Empecé tatuando mujeres en homenaje a las de mi familia; mi mamá, mi abuela y mi tía, quienes padecieron cancer de mamá. Al día de hoy llevo tatuando a mil mujeres".

Diego apadrina 13 escuelas en Jujuy, Santa Fe, Corrientes y Misiones. 

La propuesta del artista es gratuita, y consiste en dibujarles a estas mujeres, sobre el implante, un tatuaje que asemeja a la areola y el pezón, generalmente extirpados en la mastectomía. “Se hace muy rápido, en una sesión, que dura 15 o 20 minutos cada areola. No duele y es para toda la vida”, aseguró Diego. 

“Se hace muy rápido, en una sesión, que dura 15 o 20 minutos cada areola. No duele y es para toda la vida”.

Diego no solamente hace sentir bien a cientos de personas que padecieron esta enfermedad, sino que también apadrina escuelas en varias provincias de Argentina. 

En una de las exposiciones de tatuajes que realiza recuerda que “una chica que colaboraba con nosotros nos contó que apadrinaba una escuela de San Juan y nos pidió si le podíamos dar una mano juntando donaciones. Hasta ese momento estaba ajeno a todo, vivía en mi mundo. Ella me contó de qué se trataba y le propuse que la entrada, que en ese entonces valía 5 pesos, la íbamos a cobrar 6, así la diferencia era para la escuela e íbamos a comprar pintura y pintar nosotros, porque yo quería llevárselo personalmente”.

Así emprendió el camino solidario, “sin saber cuál era el objetivo final. Fue un flash, llegamos y nos pegó una patada en el pecho. Ver la realidad de la gente, lo sufrida, y el patriotismo que hay”.

Ya de vuelta en Buenos Aires, “hablé con la Asociación de Padrinos de Escuelas Rurales y enganchamos una escuelita al norte de Santa Fe que hacía muchos años estaba sin padrino”. De inmediato, Diego se contactó con la directora y le propuso ser el padrino. “Le dije que éramos tatuadores, que averigüe por Internet quiénes éramos. No quería caerle todo dibujado y que la gente entre en pánico”, narró.

LEE TAMBIÉN: Unos 2.500 motociclistas repartieron juguetes en distintos hospitales pediátricos

De su debut como padrino recordó: “Nos recibieron bárbaro y rápidamente pasamos a tener dos escuelas en Santa Fe y apadrinar el hospital del pueblo, al que le pudimos comprar su primer ecógrafo. Y también le llevamos un equipo de rayos nuevo”. No conforme con todo esto, “me propuse ayudar a una escuela de Salta pero en el viaje nos quedamos tirados y volviendo ayudamos a una escuela que vimos en el camino, la cual apadrinamos formalmente hace 6 o 7 años”.

Experiencia inolvidable. Además de llevarles cosas, “estamos con los chicos y cuando podemos, los traemos a conocer Buenos Aires".

El cáncer de mama es actualmente el más frecuente en la mujer. De hecho, una de cada ocho que alcanzan los 80 años padecieron esta enfermedad. El 95 por ciento de los casos puede curarse si se detecta a tiempo. Una de las medidas de prevención es la autoexploración, que cada una debe realizar todos los meses, sin excepción, siempre en la misma fase del ciclo. La alerta más frecuente es la palpación de un tumor, nódulo o dureza en la mama, aunque hay otros síntomas de menor ocurrencia, como retracciones o hundimientos en la piel o el pezón, enrojecimiento en la piel, descamación o pérdida de sangre por el pezón o la palpación de un bulto en la axila.

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos