La clase de la polémica. (Captura video)

Una charla sobre la ley de identidad de género, matrimonio igualitario y legalización del aborto terminó en un verdadero escándalo en un colegio religioso de la ciudad de Neuquén luego de que los expositores agredieran verbalmente a los estudiantes que participaban.

El encuentro, desarrollado este viernes por la mañana, tuvo como protagonistas a Agustín Laje y Nicolás Márquez, dos escritores ultraconservadores que visitaron  Neuquén para brindar charlas en rechazo del movimiento feminista.

El viernes último asistieron al colegio secundario A.M.E.N para un debate con alumnos de cuarto y quinto año. Allí, realizaron comentarios homofóbicos y discriminatorios, que fueron cuestionados y repudiados por la mayoría de los adolescentes.
 

El terrible cuadro se pudo observar a través de la viralización de una serie de videos filmados por los propios jóvenes. En los mismos se pueden escuchar algunas de las frases en medio de los cuestionamientos de los chicos, según informa minutoneuquen.com.

"La homofobia no existe, es un invento idiomático" y "Hay una ley que dice que un hombre disfrazado de mujer es una mujer" son algunas de las expresiones que lanza Márquez. Al ser cuestionados por algunas estudiantes, ellos responden "Sos salida del medioevo nena", "estudien" y las tratan de "tontas".

"No me parece sano que las autoridades del colegio permitan que venga un señor a denigrarnos, nosotros sabemos manejarnos en un ámbito de respeto, pero no me gusta que me pasen por encima, la libertad de expresión no te habilita a faltar el respeto y discriminar", expresó una de las estudiantes de quinto año a LM Neuquén.
 


La joven contó que la escuela planteó el espacio como una charla en horario escolar en la que  "supuestamente podíamos opinar pero no podías ni hablar, te tomaban el pelo, eran sarcásticos y te insultaban".

Con el paso de los minutos, el enojo de los estudiantes se fue generalizando. Pía contó que los directivos estaban presentes pero no intervinieron.

"La directora dijo que no lo veía como falta de respeto ni discriminación, pero está todo filmado. Se quedaban callados y los miraban con orgullo. Obviamente nos sentimos atacados por la propia educación", manifestó.