Dos sacerdotes rompieron el aislamiento social, preventivo y obligatorio dictado por el Gobierno en medio de la pandemia del Coronavirus ( Orthocoronavirinae) y ambos fueron advertidos por su accionar por Prefectura por haber roto la cuarentena.

En la ciudad entrerriana de Colón, en el marco en la conmemoración del "Viernes Santo", un cura Néstor Toler escoltaba desde su auto una pick up con parlantes y la imagen de Jesús.

Lejos de conformarse con poner el altavoz a todo volumen, su procesión fue transmitida por la radio local FM Inolvidable en vivo.

Durante la grabación, se puede observar al religioso incitar a los vecinos de esa ciudad de Entre Ríos "que vengan a saludar a Jesús, ¡acérquense a tocarlo!, vayan gurises a acercarse a Jesús".

Cerca del mediodía del último sábado, el párroco de Santos Justo y Pastor, fue notificado por el destacamento de Prefectura Naval Argentina de la ciudad de Colón, Entre Ríos, del incumplimiento de la cuarentena que perpetró durante el Viernes Santo.

El decreto presidencial que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio establece que "durante la vigencia no podrán realizarse eventos culturales, recreativos, deportivos, religiosos, ni de ninguna otra índole que impliquen la concurrencia de personas. Se suspende la apertura de locales, centros comerciales, establecimientos mayoristas y minoristas, y cualquier otro lugar que requiera la presencia de personas".

"Hay una parte que estuvo mal por el hecho de que algunas personas se acercaron, quizá por mi forma de ser, porque eran situaciones duras. Había una mamá con un bebito y algunos chicos que uno los reconoce", afirmó Toler en su descargo.

"Reconozco mi parte. La intención primera era simplemente pasar con Jesús, haciendo una manifestación de fe, no era en ningún momento incentivar, pero pasa… Así que pido disculpas. Después lo demás queda a juicio de cada uno que lo mira desde donde quiere y lo juzga también. Por eso, me pongo a disposición de lo que tenga que hacer", añadió en declaraciones a un medio entrerriano.

Un sacerdote bendijo a sus fieles desde una 4x4 y pidió diezmo por CBU

Un religioso párroco de la Sagrada Familia de Nordelta envió una carta por mail a los vecinos solicitando donaciones para la parroquia mediante transferencias bancarias y pasó a bendecir cada una de las casas transportándose en una camioneta 4x4.

A través de un escrito, Damián Rodríguez Alcobendas adelantó cómo iba a ser el procedimiento: "La idea es pasar como sacerdote, ya que estoy autorizado a circular, por todos los barrios con una camioneta. Iría parado en la caja, (perdonen si parece un poco ridículo), para poder bendecir desde allí a las casas y a la vez respetar las normas sanitarias de distancia y aislamiento", indicaba.

Por lo relatado por testigos, el párroco  recorrió los barrios de La mansa, Lago escondido, Islas de golf y Santa Bárbara, y solo ingresaba a aquellas casas que tuvieran un altar colocado en sus puertas.

El pedido del sacerdote.

Así bendecía el cura las casas de Nordelta

Ver más productos

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos