Los médicos que practicaron un aborto a una adolescente de 14 años con discapacidad que había sido violada en la localidad sanjuanina de Médano de Oro, fueron denunciados este lunes ante la justicia por Federico Bazán y Paola Miers, colegas del mismo hospital donde se contrató la intervención.

La interrupción del embarazo de la joven se practicó este domingo y fue el primer caso legal en la provincia, en medio de los incidentes con grupos antiabortistas que intentaron impedir el paso de la camilla.

Por la violación de la chica, se encuentra detenido Marcelo Villalobo, principal sospechoso del aberrante hecho. 

El aborto se le practicó en el hospital Guillermo Rawson, en cumplimiento del segundo inciso del artículo 86 del Código Penal que sostiene: "Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto".

Para efectuar la operación, las autoridades provinciales finiquitaron los detalles para conservar las pruebas tendientes a determinar el responsable de la violación, además de cuidar los detalles para preservar la operación de la polémica suscitada en la provincia.