La medida de fuerza se tomó en reclamo de un bono de 9 mil pesos.

La Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio del Gobierno porteño dictó este sábado la conciliación obligatoria en el conflicto que mantenían el sindicato de Choferes Camioneros y las empresas que gestionan la recolección de residuos en la Ciudad de Buenos Aires.

Según un comunicado difundido por el Ejecutivo de la Ciudad, "con la intervención del organismo que encabeza Ezequiel Jarvis se consiguió la normalización del servicio" de recolección de residuos en el distrito.

Fuentes del Gobierno porteño consultadas señalaron: "El conflicto se retrotajo a una instancia anterior y se fijó una audiencia que tendrá lugar el jueves 22 de febrero" en la sede de la cartera laboral de la Ciudad.

El Sindicato de Choferes de Camiones, que lidera Hugo Moyano, trabajó a reglamento este viernes por la noche en la recolección de residuos en la ciudad y en municipios de la provincia de Buenos Aires, en reclamo de un bono de 9.000 pesos. 

Las ramas de caudales y combustibles del gremio se iban a sumar a la medida esta noche, de acuerdo a lo que informado una fuente gremial.

En las calles porteñas se observa el efecto del trabajo a reglamento que los recolectores realizan desde anoche, con contenedores rebalsados de residuos que, en muchos casos, ya invaden las veredas, como en varios sectores de la avenida Belgrano.

Fuente: Télam