En el receso por las vacaciones de invierno, una profesora de la escuela comercial "Dr Arturo Illia" de la ciudad de Corrientes utilizó el nuevo lenguaje inclusivo para recibir a sus estudiantes de cuarto y quinto año.

"Me acaba de contar mi hija que en la escuela, la profesora de lengua (feminista y proaborto confesa) escribió en el pizarrón BIENVENIDES", alertó la madre de una estudiante en un grupo de WhatsApp.
 

El mensaje enviado.


La intolerante respuesta se viralizó rápidamente en las redes sociales y llegó a los oídos de las autoridades provinciales.

La profesora, Teresita Roca, se defendió: "Escribí 'bienvenides' en el pizarrón, pero no recuerdo en qué curso, si cuarto o quinto año del secundario, o los dos. También puse bienvenidos y bienvenidas. Esto obedece a que hay un sector que no se siente incluido y mediante esta forma se apuntaría a la igualdad de derechos".

"Dio lugar a una clase inclusiva, de educación sexual. Los jóvenes tienen el derecho a aprender y yo a enseñar lo que sé. Nuestra lengua muta todo el tiempo"
, agregó.

Por otro lado, la ministra de Educación de la Provincia, Susana Benítez, reprobó el accionar de la docente pero prefirió no entrar en polémica: "La libertad de cátedra es un derecho, pero el sistema educativo está regulado por una planificación, tiene un parámetro y rumbo orientado al contenido que deben aprender los alumnos".

"Estamos marcados por la RAE en la enseñanza de la lengua. Lo que corresponde enseñar, es lo que está validado científicamente", agregó. Por ultimo, concluyó que es necesario "un trabajo conjunto entre los padres y docentes" para llegar a un acuerdo.