Por Gabriel Arias
garias@cronica.com.ar

Uno de los dos bandos que afrontó la Segunda Guerra Mundial se denominó Potencias del Eje y lo conformaron Alemania, el imperio japonés y el por aquel entonces Reino de Italia, aunque también contó con el apoyo de otras naciones. Su historia comenzó en 1936, cuando alemanes e italianos firmaron un tratado de amistad, debido a que los itálicos afrontaban varias guerras en el continente africano y los alemanes se convirtieron en sus grandes aliados. En 1939 este binomio firmó el Pacto de Acero, pero a fines de septiembre de 1940 tuvo a su tercer socio, Japón, por lo que pasó a llamarse Pacto Tripartito (también denominado Bloque Berlín-Roma-Tokio).

LEE TAMBIÉNEl barco nazi que se hundió en el Río de la Plata

Las tres naciones representadas por el “Führer” Adolf Hitler, el “Duce” Benito Mussolini y el emperador Hirohito tuvieron varias coincidencias en sus ideologías y políticas, y uno de los puntos que juraron cumplir a rajatabla era apoyarse mutuamente en Europa o Asia Oriental. Debajo de estos tres países hubo otros que los apoyaron, como Hungría, Rumania, Bulgaria y Eslovaquia, que también fueron firmantes, pero con menor peso.

LEE TAMBIÉN"Hitler era una basura, un ser horrible, y había que hacer algo"

A su vez, existió otro lote de naciones que también brindaron su cooperación, pero sin firmar el documento: Albania, Finlandia, Croacia, Serbia, Birmania, Montenegro, Tailandia, Irán e Irak. En los primeros años de la guerra todo parecía ser inmejorable para el trío; sin embargo, el Pacto Tripartito comenzó a desteñirse y esto llevaría a su disolución final.

A pesar de las promesas por continuar apoyando a Alemania en las batallas europeas, Italia decidió firmar el armisticio con los Aliados en septiembre de 1943 y fue el desenlace de su incursión en la guerra, algo que se terminó confirmando en abril de 1945, cuando Mussolini fue atrapado por los partisanos y ejecutado, el 28 de ese mes, junto con sus colaboradores. Al día siguiente, los colgaron de los pies, con un gancho de metal, del techo de una estación de servicio cercana a la Plaza de Loreto, en Milán. En tanto, Alemania cayó en mayo de 1945 en manos de las tropas soviéticas y también tuvo que deponer sus armas, al igual que Hungría, Rumania, Bulgaria y Eslovaquia, que fueron presas del Ejército Rojo. Ya sin Aliados a la vista, Japón quedó solo (se rindió en septiembre de ese año) tras los bombardeos atómicos a Hiroshima y Nagasaki y el pacto desapareció.

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos