Como cada año, la parroquia Nuestra Señora de Balvanera y santuario de San Expedito, ubicada en Bartolomé Mitre al 2400, recibirá este jueves a miles de fieles que con el lema "Amemos con obras como lo hizo San Expedito", llegarán al barrio porteño de Balvanera para pedir la bendición de las causas justas y urgentes.

Los festejos comenzaron en las primeras horas de este jueves, con la apertura solemne del templo y la misa de inicio. El santuario permanecerá abierto hasta las 24 y habrá confesiones y bendiciones de objetos religiosos durante todo el día. Los oficios religiosos tendrán lugar a las 6, a las 7.30, 9, 10.30, 12, 19.30 y 21, mientras que las celebraciones principales serán a las 14 y a las 15.30, y estarán presididas por los obispos auxiliares de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara y monseñor Enrique Eguía Seguí, respectivamente.

Finalizada la misa, a las 17, se realizará una procesión por las calles del barrio, con la imagen de San Expedito. A las 18 habrá adoración a Jesús Eucaristía, en la Hora Santa.

Un poco de historia

Desde 2004, en el templo parroquial de Nuestra Señora de Balvanera, se venera una antigua imagen de San Expedito y se rinde culto al santo de las causas justas y urgentes, con gran convocatoria de fieles. El 19 de abril del año pasado llegaron miles de fieles durante todo el día. La devoción crece año a año, y en muchas partes del país y de América latina, los peregrinos acuden masivamente a los lugares donde se venera su imagen.

Según una leyenda, Expedito provenía de una familia patricia; siguió la carrera militar y llegó a ser comandante de las Legiones Romanas. Fue designado en Melitene, la antigua Capadocia (hoy Turquía). Si bien recibía una paga generosa y gozaba de todos los privilegios de las clases superiores, en su corazón se encendía la llama de la fe cristiana a medida que iba conociendo la prédica y el testimonio de los cristianos.

Luego de una batalla decidió convertirse, pero cuenta la tradición que ante su inminente decisión, se le apareció un cuervo que trató de persuadirlo al grito de "cras", que significa mañana en latín. Al instante, reaccionó, respondiendo: "hodie", cuyo significado es hoy y agregando: "No lo dejaré para mañana, hoy seré cristiano"; pisoteó al cuervo, dejando con ese gesto inquebrantable su opción de fe.

Junto a otros soldados conversos murió mártir en la persecución del emperador Diocleciano, en el año 303. La causa más justa y urgente por la cual intercede es por nuestra propia "conversión".

Uno de los famosos que siempre demuestra su devoción por San Expedito es Alejandro Fantino, quien no dudó en dedicarle un tweet: 

 

Este jueves, el diario Crónica saca un poster para todos los fieles