La banda de la Fuerza Aérea Argentina decidió interpretar "God save the Queen", el himno británico en la residencia del embajador Mark Kent, ubicada en el barrio de la Recoleta. El evento se desarrolló para celebrar el cumpleaños de la reina Isabel II.


 

El malestar no se hizo esperar en las filas de la Fuerza Aérea luego de que el video se viralizara en las redes sociales. Además, el embajador dio un discurso con tono conciliador en el que se refirió al amor por el fútbol y bromeó por "la mano de Dios".


La publicación fue ampliamente repudiada por los usuarios.