Una fiesta de casamiento en Pilar casi termina en una verdadera tragedia cuando dos de los invitados discutieron y se enfrentaron, literalmente, a los tiros. La velada, donde se agasajaba a una joven pareja, se vio interrumpida por este episodio y la policía fue la encargada de darla por finalizada.

Luego de dos días de festejos, la fiesta parecía terminar pero, en lugar de eso, se tiñó de drama. Todo comenzó cerca de las 5 de la madrugada, cuando la mayoría de los invitados se retiraban del salón de eventos de la comunidad boliviana en la localidad de Villa Astolfi. En el estacionamiento del lugar, uno de los automovilistas subió a su vehículo y, al maniobrarlo para salir, chocó a otro auto.

El chofer del rodado, apenas lesionado, salió inmediatamente del interior del mismo y fue en búsqueda del presunto infractor. Ambos protagonistas de esta historia, alcoholizados y exaltados, discutieron acaloradamente y los gritos llevaron a las piñas. Sin embargo, uno de los automovilistas sacó un arma de fuego del interior de su auto y efectuó al menos tres disparos contra su adversario, acertando en dos oportunidades.

Los testigos de la impactante pelea contaron que el agresor subió a su vehículo y escapó del lugar rápidamente. El herido es un joven de 26 años que debió ser trasladado por familiares y conocidos hasta el Hospital Sanguinetti de Pilar de forma urgente, en donde los médicos determinaron que había sufrido heridas de bala en su rostro, más precisamente en su pómulo izquierdo, y en el hombro derecho.

El joven debió ser operado ya que ambas balas contaron con orificio de entrada y salida. A pesar de las graves lesiones, el herido se encuentra fuera de peligro y sus allegados esperan que sea dado de alta a la brevedad. "El victimario, quien al parecer fue quien chocó el auto de la víctima, se encuentra prófugo, ya que posteriormente a la citada agresión, huyó junto a su familia en el respectivo automóvil. Contamos con datos precisos, inclusive el apellido. Estamos en la intensa búsqueda del prófugo", reveló un efectivo policial.

Se abrió una causa en la Unidad Funcional de Instrucción Nº 3 de Pilar, a cargo de María Inés Domínguez, que fue caratulada como "abuso de armas y lesiones". De esta manera, una noche que prometía quedar en la posteridad por la alegría de la fiesta y la unión en matrimonio de dos jóvenes, quedará en la memoria de todos los invitados por el episodio que, afortunadamente, no se cobró la vida de ninguna persona.