Por Florencia Bombini 
@florbombini 

Ignacio Osterrieth tenía solamente 20 años y había acudido al Hospital Zonal de Las Flores para que le realizaran la extracción de una muela. Sin embargo, una mediastinitis aguda (inflamación de los órganos del mediastino causada por una infección) le produjo la muerte el pasado 11 de abril y la familia está pidiendo justicia mediante una marcha prevista para el próximo martes.

Con el dolor a cuestas, la mamá del joven realizó la denuncia en la comisaría de esa ciudad contra dicho centro de salud, acusándolo de abandono de persona. A finales de marzo, Nacho había realizado una visita al dentista, aunque la muela no pudo ser extraída. El miércoles 28, en la previa al fin de semana largo por Semana Santa, la familia lo llevó al Hospital porque sentía dolor de garganta y le costaba hablar.

Sin embargo, le diagnosticaron "amigdalitis" mediante un certificado médico, con un reposo de 72 horas, y regresó a su hogar. Al día siguiente, la historia fue la misma, hasta que el viernes quedó internado debido a que le costaba respirar. "Le dieron Amoxilina, Ibuprofeno y Diclofenac, aunque él no podía hablar ni respirar y escupía sangre. Dijeron que tenía faringitis", explicó Milagros Venturo, su mamá, quien agregó que "el doctor Sandoval decía que era un mañero y que había que dormirlo para que se tranquilazara".

Sin embargo, el lunes 2 de abril la mujer fue notificada de que su hijo debía ser trasladado de urgencia al Hospital San Juan de Dios en La Plata porque "estaba todo tapado por la infección y tenía pocas horas de vida". Ese mismo día fue intervenido quirúrgicamente. "Nunca me dieron esperanzas, no podían combatir la bacteria", agregó su mamá. El lunes 9 ingresó nuevamente al quirófano y el miércoles 11 de abril su cuerpo dijo basta.

"Los médicos del Hospital de La Plata dijeron que la bacteria era de alta mortalidad, pero que si se operaba antes tenía posibilidades de vivir. Esto se podría haber evitado", señaló Milagros aún dolida. "En Las Flores no hicieron nada y me lo entregaron podrido", agregó la mamá.

En tanto, su hermana menor, Antonella, también expresó su dolor y su bronca contra el manejo de este centro médico: "Me dieron a mi hermano casi muerto y él aguanto todo lo que pudo", mientras que sus tías continúan moviéndose para que esta historia no se vuelva a repetir.

El próximo martes 1° de mayo, a las 11 de mañana, habrá una marcha, que incluye un corte de la Ruta 3 y manifestaciones en el municipio y en el hospital. "Nos acompañarán varias familias afectadas porque el de Nacho fue el único caso", cerró Milagros que está buscando justicia a pesar del dolor de haber perdido a un hijo.