De a poco, el concepto de inclusión se hace más tangible. Como la propuesta de Julia, quien decidió apostar por un mundo más igualitario creando una marca de ropa para niños que cuenta con variedad de talles, no hace distinción de sexo en la categoría de sus prendas e incluye desde inscripciones en Braille hasta ilustraciones en lenguaje de señas.

Y hay más: la marca no se promociona con modelos infantiles, sino que hace sorteos para que todos tengan la posibilidad de ser cara de la firma. "Quería que puedan participar todos los chicos y que no haya diferencias", sostuvo en diálogo con Crónica Julia Urquiza, creadora de la firma. "Nuestro objetivo rector es pensar en el niño", agrega la cordobesa.

Julia Urquiza en su local en Luis de Tejeda 4054, Córdoba Capital.

“Los chicos son sabios, más genuinos y divertidos. Siempre ponemos la mirada de los diseños en ellos. Nos ponemos en su lugar: qué les gusta, qué les divierte y qué quieren. Y ellos por lo general no hacen distinción y no tienen prejuicios. Tratamos de tener esa mirada para poder rescatar lo bueno y pasarlo al mundo del adulto”, destacó Julia.

“Manejamos talles amplios, la idea es que el talle corresponda a la edad media, y además tenemos el talle 16, porque hay niños que tienen una contextura más grande y por ahí no tienen la edad suficiente para utilizar la indumentaria de adolescente”, relató Julia.

La marca se creó hace 10 años.

La otra iniciativa que llama la atención son las remeras estampadas con palabras en el lenguaje Braille. “Los niños ciegos pueden leer las inscripciones de las remeras y también hay algunas con lenguaje de señas”, contó la dueña de "Pako Peko".

“Cuando le regalamos a unos nenes invidentes las prendas estaban chochos porque iban al colegio y les mostraban a los otros chicos como leían ellos”

De esta manera transmiten el conocimiento y la aceptación de las diferencias que cualquiera puede tener. “En mi familia nadie es ciego, pero todos saben lo que es el Braille por las remeras”, explicó. Con los años, además, dejaron atrás la distinción de lo rosa para nenas y lo azul para varones, porque se dieron cuenta que hay nenes que prefieren el rosa y niñas que prefieren las remeras con autos. Entonces ahora no hacen esa clasificación.

Hace sorteos para que los nenes pueden posar con su ropa.

“Lo mismo pasaba con nuestras remeras de lentejuelas que a los varones les encanta y por ahí un adulto no quiere que un nene la use, pero a ellos les encantan, son llamativas y pueden jugar. Pensamos por qué no un varón puede usarlas también”, continuó.

"Nunca fue una estrategia, surgió del contacto con los niños. Una de mis hermanas es psicóloga y trabaja mucho con chicos, mi prima hace rehabilitaciones y es fisioterapeuta, y en ese ida y vuelta, vas conociendo distintas realidades que me hicieron pensar: está ese mundo y es el que nosotras queremos que se vea. Todo es de corazón”.

Ver más productos

San Juan Carlos Comay, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Juan Carlos Comay

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos