Las trabajadoras se enfrentan a riesgos "específicos" de contraer trastornos de salud agudos y crónicos relacionados con las tareas que realizan, señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a través de un informe difundido este jueves sobre seguridad laboral. De acuerdo con el documento 'Seguridad y Salud en el centro del Futuro del Trabajo: Aprovechar 100 años de experiencia', las mujeres "sufren, cada vez más trastornos musculoesqueléticos y están expuestas a un mayor riesgo de sufrirlos en comparación con los hombres que desempeñan las mismas tareas".

La justificación es que "debido a cuestiones de organización, como las tareas repetitivas que provocan tensiones musculares y fatiga, las interrupciones (considerablemente más frecuentes en los puestos ocupados por mujeres) y la menor autonomía, así como su menor acceso a la formación, hace que ellas se enfrenten a riesgos específicos de contraer trastornos de salud agudos y crónicos relacionados con el trabajo".

Asimismo, la OIT señaló que cuando ellas trabajan en línea desde casa "están expuestas a riesgos derivados de la falta de derechos del trabajo básicos y de la violencia doméstica, lo que representa una doble carga para la seguridad y la salud". "Además, la proliferación de la economía de plataformas ha difuminado las líneas divisorias entre el hogar y el trabajo, añadiendo presión psicosocial a las mujeres que -cada vez más- deben lidiar con las exigencias de la vida laboral y atender las responsabilidades familiares, como el cuidado de los hijos", añadió la OIT.

Por otro lado, la mayor participación de las mujeres en el trabajo digitalizado y las tecnologías de la información "provocó un aumento del ciberacoso y la denigración que provocan riesgos psicosociales y estrés laboral a las trabajadoras". El organismo internacional propuso que "los gobiernos y los interlocutores sociales trabajen juntos para elaborar políticas que promuevan el reparto de los cuidados y las responsabilidades familiares entre hombres y mujeres".

El informe se publicará el próximo 28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, y reveló que un 36% de personas en el mundo trabajan en exceso, que la automatización y digitalización laboral genera ansiedad y depresión, y que cada año mueren 2,4 millones de personas por causas laborales.