Por Gastón Monjes 
gmonjes@cronica.com.ar 

Un año más. Décadas pasaron ya desde aquel día en que abrió sus puertas el Centro de Jubilados y Pensionados de Merlo que, con el paso del tiempo, transformó esas viejas ilusiones en realidades. Y creció cada vez más, hasta convertirse en una de las instituciones más respetadas del todo el partido y en el decano de sus centros de jubilados.

Cumpliendo todos sus sueños llegaron a los 43 años, por lo que la ocasión bien merecía una gran fiesta. Como siempre, la comisión directiva encabezada por Reyes y por Ricardo Galíndez organizó una celebración a la altura de las circunstancias y los socios y amigos respondieron.

Entonces, unas 140 personas coparon el salón y otras, muchas, se quedaron con las ganas. "Se enojaron porque hubo un montón de personas que no pudo entrar, pero no cabía más gente", le contó Ricardo a Crónica. "La pasamos muy bien, fue genial", señaló y agregó que, como siempre, hubo una parrillada exquisita, a la que le siguió, como siempre, la música y el baile hasta que todos juntos, muy emocionados, soplaron las velitas.

Proyectos

Pese a las complicaciones que siempre golpean, el centro no se detiene y siempre quiere crecer. Por eso, ya compraron el material para "hacer una barra en el patio, para tomar algo", que promete quedar estupenda. "Nos estamos haciendo cada vez más grandes, pero cuesta laburo, todo es a fuerza de pulmón. Hasta donde se puede se gasta y donde no se puede, no", concluyó Ricardo, uno de los responsables de cuidar el "mango" y de hacer, junto a toda la comisión directiva, que su querido centro de jubilados esté cada vez más lindo.

Mensajes a rincondelosabuelos@cronica.com.ar o a Combate de los Pozos 639 (CABA) CP 1222