Mientras el dolor se profundiza en Griselda y Eduardo, el matrimonio que esperaba el nacimiento de gemelas en el Hospital Meléndez, las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires remarcaron que los estudios previos al parto indicaban la presencia de un sólo feto en el vientre de la mujer.

La revelación brindada por la mencionada cartera acentúa aún más la confusión de la denuncia efectuada por la pareja, que continúa con la firme convicción que el embarazo era gemelar.

Durante esta jornada, luego que Crónica diera a conocer el tormento de Griselda y Eduardo, el Subsecretario de Atención de la Salud a las Personas de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Busso, señaló que "la mujer presenta imágenes y videos en los que nuestros especialistas sólo observaron la presencia de un feto único".

En este sentido, el funcionario del Ministerio de Salud bonaerense detalló a este medio que "la paciente ingresa al Hospital Meléndez -de Adrogué- con diagnóstico de un embarazo gemelar, en base a tres ecografías que se practicó en una entidad privada". Sin embargo, Busso remarcó que en los registros presentados por el matrimonio "no se advierte la presencia de dos fetos".

El subsecretario de Atención a la Salud bonaerense, Leonardo Busso, informó que "había sólo un feto"

Por su parte, Eduardo, con marcadas manifestaciones de pesar, aseguró que "en la historia clínica figura feto 1 y feto 2. Hay videos que lo corroboran". En afán de establecer diferencias con las autoridades sanitarias de la provincia, el joven enfatizó que "si se trataba de una sola beba por qué no lo dijeron antes. Mi esposa en todo momento sintió que eran dos. Incluso en el embarazo, tenía los síntomas de toda mamá que espera gemelas".

No obstante, el funcionario bonaerense detalló e hizo hincapié en que los exámenes a los que se sometió Griselda, tuvieron lugar en un establecimiento privado, y no en el Hospital Meléndez. En este aspecto, el subsecretario informó que "la ecografía es un método que depende de la experiencia del profesional, porque es dinámico. La última práctica fue a las 30 semanas".

A su vez, argumentó que en el centro de salud de Adrogué "no se hizo ninguna eco porque ella ingresó con 35 semanas de gestación, y a esa altura ya no se puede identificar si hay dos bebés, por el tamaño".

Pero al mismo tiempo aclaró que "la mujer fue a un centro de atención de Guernica, dependencia nuestra, en la también allí vieron un único feto".

Versiones diferentes de una situación desgarradora que es investigada por la UFI° 3 de Lomas de Zamora, a cuyos representantes, el denunciante se dirigió, expresando a modo de ruego que "deben encargarse ellos de develar qué pasó. Nosotros queremos vivir tranquilos el resto de mi vida y no quedarnos con dudas sobre este embarazo".

Por su parte, el funcionario de la cartera de salud bonaerense aseveró que "estamos a disposición de la Justicia. Entregamos toda la documentación, principalmente los videos y las imágenes en las que queda en evidencia que había un feto. Va a ser un tema fácil de esclarecer".

En tanto, el matrimonio también acuso al personal del Meléndez de destratos, cuando exigían explicaciones tras ser notificados del nacimiento de una niña. En este sentido, Eduardo aseguró que "una de las médicas me dijo: 'Bueno, por lo menos tu nena va a tener mucha ropa y regalitos, si habían comprado para dos"