La madre de uno de los policías heridos durante los disturbios del último lunes en una protesta contra la reforma laboral reveló que el efectivo actuaba "de civil" y dio a entender que por esa situación y por no estar identificado lo habrían herido otros policías y no manifestantes.

"No tenía escudo él, no tenía casco, no tenía nada. Al ser de civil él, supongo que lo deben haber confundido, porque él trabaja en la División de Robos y Hurtos", dijo la mujer, que se identificó como Laura.

En declaraciones al canal A24, la mujer explicó: "los de arriba le dijeron hay que salir, no tiene horarios de entrada y de salida, sólo sabe que se despertó en la ambulancia de la policía".

Al finalizar la entrevista, uno de los periodistas que la realizaba señaló: "lo que no cuenta ella, y lo voy a decir con cuidado, es que estaba de civil, investigando y en el fuego cruzado lo confundieron; vos habrás visto imágenes de gente encapuchada llevándose detenida a otra gente, bueno, es su trabajo".

Incumplimiento

El hecho resulta de mayor gravedad si tenemos en cuenta que antes de la protesta en Congreso, la jueza  en lo Contencioso y Administrativo tributaria de la Ciudad, Patricia López Vergara, había ordenado que el Gobierno de la Ciudad le informe qué fuerzas de seguridad intervendrán en el operativo, y dispuso que los efectivos estén uniformados y "visiblemente identificados"; a lo que la Justicia porteñá había dado el visto bueno para proceder como se dictaminó.