mresano@cronica.com.ar

"Se la comían las moscas y las hormigas, no merecía este final", señaló desconsolada una mujer, en referencia a los restos sin vida de su tía, los cuales permanecieron en el interior de su vivienda durante días. El motivo de la imposibilidad de traslado a la morgue judicial, para determinar los causales de muerte, se vinculaban con la falta de servicio de ambulancias por el cese de actividades de los empleados municipales de Luján. Una carencia esencial y no resuelta por las autoridades distritales, que desencadenó una escalofriante muestra de desamparo hacia la anciana fallecida.

Los llamados telefónicos a los responsables correspondientes comenzaron a sucederse poco después de las 8 de este sábado, cuando una vecina alertó a las autoridades policiales respecto del deceso de una mujer, de 86 años, identificada como María. Su cuerpo fue hallado en su vivienda, situada en Los Helechos y Los Juncos, del barrio La Loma, de dicha localidad. En este sentido, Florencia, reveló en diálogo con el portal El Ciudadano que su abuela "fue a la casa porque el día anterior" porque "había sentido fuertes dolores en el vientre y la encontró sentada en la cocina, sin respirar y con sangre en la nariz y en la boca".

Por lo tanto, las pesquisas determinaron que el cadáver debía ser trasladado a la morgue judicial con el afán de realizarle la autopsia correspondiente. Sin embargo, el traslado de los restos a la dependencia judicial no pudieron llevarse a cabo ante la imposibilidad de contar con el servicio de ambulancias del Hospital "Nuestra Señora de Luján" por un paro de los empleados municipales, por incumplimiento en el pago de haberes, desde el mes de julio. Por lo tanto, los familiares e incluso vecinos de la mujer comenzaron a convocarse en las inmediaciones de la propiedad, mientras al mismo tiempo requerían la presencia de una ambulancia de manera telefónica o dirigiéndose al centro de salud del distrito. Al respecto, Margarita, sobrina de la anciana, consideró que "es una vergüenza lo que están haciendo con un ser humano". La están comiendo las hormigas y las moscas, ella merecía ser despedida con dignidad", expresó. El testimonio refleja el aberrante estado de desolación ante la falta de intervención de las autoridades locales para resolver un conflicto gremial en un caso extremo, dado que el cuerpo de la abuela era presa de alimañas e insectos con el correr de las horas.

Finalmente, casi a las 72 horas después de su muerte, los restos de María fueron transportados a la morgue, por la insistencia de sus familiares. No obstante, la ambulancia disponía de un sólo camillero, por lo tanto los propios seres queridos de la anciana cargaron el cuerpo, para profundizar aún más el desconsuelo padecido.

Ver más productos

San Nicolás Bari, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a San Nicolás de Bari

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos