Una mujer intentó comprobar "cómo sonaba el motor" de un auto de una concesionaria del distrito bonaerense de Lanús y para terminar de definir si se lo llevaba, giró las llaves y el vehículo salió disparado, saliendo por la ventana. Es que lo que nunca se dio cuenta la conductora, es que el coche no estaba detenido con el freno de mano.

El incidente ocurrió el lunes pasado en un negocio de Peugeot, ubicado en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Eva Perón, a pocas cuadras de la municipalidad.

Las consecuencias fueron graves, no sólo destrozó el local sino también atropelló a personas que pasaban frente al lugar.



La cámaras de seguridad de la municipalidad de Lanús grabaron el incidente que en pocos minutos se hizo viral a través de las redes sociales.