Trabajadores de la empresa Cresta Roja marcharon hacia el Obelisco para reclamar un bono de fin de año, aumento salarial y contra el "vaciamiento patronal". La Policía de la Ciudad los reprimió con golpes y gas pimienta para desalojarlos. 

Durante la mañana, los trabajadores intentaron movilizarse en la autopista Ezeiza-Cañuelas, pero fueron desalojados por Gendarmería. Por ese motivo, decidieron trasladarse al Obelisco para visibilizar su reclamo. En medio del centro porteño, la Policía de la Ciudad los reprimió con golpes y gas pimienta.

La medida de fuerza comenzó luego del fracaso de la segunda reunión con la patronal, que está hace cuatro días sin producir porque "no tiene pollos para faenar", según relataron los trabajadores. Los mismos denuncian sueldos adeudados y el intento de vaciamiento de la empresa.